Primera tarjeta sanitaria para una mujer no empadronada

12.01.2016 | 04:21
El acuerdo permite una atención sanitaria continuada, más allá de las urgencias.
El acuerdo permite una atención sanitaria continuada, más allá de las urgencias.

El Servei Català de Salut (CatSalut), a través de los puntos de apoyo a las familias de la Creu Roja Catalunya, ha entregado desde el mes de julio 74 tarjetas sanitarias individuales (TSI) a personas que no podían acceder a los servicios sanitarios de cobertura pública por no cumplir alguno de los requisitos legales indispensables, mayoritariamente por no estar empadronadas en un municipio catalán.

En Terrassa se ha entregado, por el momento, una de estas tarjetas sanitarias, según ha informado la delegación local de esta entidad humanitaria.

Se hizo en agosto de 2015. En concreto, a una mujer procedente de las Islas Baleares que necesitaba una medicación específica, pero que no tenía acceso a la sanidad pública catalana. Esta circunstancia llevó a Creu Roja Terrassa a ponerse manos a la obra para tramitar una tarjeta a esta señora con el objetivo de que pudiera tomar los fármacos que necesitaba.

La expedición de estas tarjetas ha sido posible gracias al convenio de colaboración que CatSalut y Creu Roja firmaron en marzo del año pasado. Aunque las personas en situación de vulnerabilidad y marginalidad social extrema tienen la atención urgente garantizada, el convenio tiene la finalidad de dar a estos ciudadanos acceso a una atención médica integrada y continuada, y a que dispongan de una historia clínica compartida que les asegure la asistencia sanitaria en todo el territorio.

Esta colaboración que se ha establecido entre la organización humanitaria y el Servei Català de Salut ha hecho posible que el sistema sanitario público responda a las necesidades de atención primaria y especializada de esta población, que vive en uan situación de una gran fragilidad, que presenta problemas de salud que resultan propios de las condiciones de marginalidad y padece enfermedades crónicas e infecciosas.

En los casos en que se ha detectado una necesidad clara de atención sanitaria, mediante su red de asambleas locales y comarcales, y en coordinación con la red de servicios sociales de los diferentes EAP y de los municipios correspondientes, la oficina autonómica de la Cruz Roja ha iniciado los trámites para obtener las TSI.

Cabe destacar que desde CatSalut no se ha desestimado ninguna solicitud hecha por Creu Roja. De este modo, se ha garantizado la preservación de los criterios de universalidad y de equidad, cumpliendo con su compromiso.

De esta manera se logra que la marginalidad no sea un impedimento para acceder a la atención sanitaria. Además, el convenio no modifica la regulación legal general. El acuerdo actúa en beneficio de personas vulnerables que requieren atención sanitaria, con una aplicación más equitativa de la normativa del CatSalut adecuada a la realidad social de país.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook