De líder de la JNC a delfín político

12.01.2016 | 04:21
Josep Rull, en 2004 durante una intervención en el pleno.
Josep Rull, en 2004 durante una intervención en el pleno.

En tres décadas Josep Rull ha pasado de ser un joven estudiante de derecho con excepcionales dotes oratorias a estar a punto de convertirse en el segundo egarense en formar parte de un Govern de la Generalitat.

El actual coordinador general de CDC inició su andadura política en 1986 como militante de la JNC en Terrassa, donde no tardó en despuntar como un líder emergente. Miembro e impulsor de la corriente soberanista, Josep Rull marcó perfil como secretario general de la JNC (1994-1998) y más tarde como conseller nacional de CDC y como miembro de la ejecutiva.

Desde 1997 es diputado en el Parlamento de Catalunya, donde ha ejercido de portavoz adjunto de CiU y portavoz de las comisiones de Política Territorial, Foment e Interior. En 2010 fue nombrado miembro tercero de la Mesa del Parlament, cargo en el que fue renovado en 2012.

A pesar de desarrollar la mayor parte de su carrera política en Barcelona, el dirigente egarense probó suerte en la política municipal y hasta en tres ocasiones intentó arrebatarle la hegemonía al PSC (2003, 2007 y 2011). No lo consiguió, pero con 9 concejales logró el mejor resultado de CiU en la ciudad.

Lo suyo era la política nacional, de manera que tras el traspiés municipal Rull afianzó su papel en la cúpula convergente. Ya como miembro del círculo más próximo a Artur Mas, en 2012 asumió la secretaria de organización y dos años más tarde, en 2014, la coordinación general de CDC. De discurso erudito y perfil discreto, Rull jamás se ha postulado públicamente como delfín, aunque su nombre siempre ha protagonizado las quinielas. Ahora, la más que probable vuelta de Mas y la irrupción de la figura del President Carles Puigdemont desdibujan el relevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook