Parc Vallès aumenta su oferta comercial con un espacio de moda outlet

11.01.2016 | 04:22
Imagen de las obras en el recinto de Parc Vallès, ayer a la caída de la tarde.
Imagen de las obras en el recinto de Parc Vallès, ayer a la caída de la tarde.

El complejo Parc Vallès afronta una nueva ampliación de su oferta comercial y lo hace con la apertura de un espacio de moda outlet y nueva oferta de restauración. Las novedades se concentran en la curva del complejo ocupada anteriormente por restaurantes y en la fachada más próxima a Cinesa. En este momento, todo ese espacio está vallado para proteger el paso de usuarios de las obras que se desarrollarán en su interior. Las reformas afectan también al edificio del antiguo gimnasio Virgin Activ.
La nueva oferta comercial se centrará en el ámbito del equipamiento de la persona. De momento no han trascendido qué firmas abrirán tienda y, aunque la rumorología apunta a algunas de las grandes cadenas de moda, en este momento ninguna de ellas ha entrado solicitud de licencia de obras y actividad al Ayuntamiento de Terrassa.

Nuevo empuje
El espacio outlet ocupará, inicialmente, los locales situados en la curva del parque y también el espacio de cinco salas de cine que serán suprimidas. Cinesa, que cuenta con 24 salas de proyección en Parc Vallès, eliminará las cinco más próximas a la fachada destinada a galería comercial. La maniobra situará la oferta total de venta en 11.780 mil metros cuadrados, por debajo del techo comercial fijado para el recinto.

Con la nueva implantación, Parc Vallès confirma su estrategia de consolidar el parque de ocio con una cada vez más potente oferta comercial y de restauración. La llegada de un espacio outlet de importanntes dimensiones supone un paso decisivo en esa dirección, pero estaba condicionado a un plan de movilidad que garantizara un acceso fluido de usuarios al parque.

Ayer, junta de gobierno del Ayuntamiento de Terrassa dio el visto bueno al convenio que Parc Vallès Promociones Inmobiliarias SL ha firmado con la administración local para mejorar la deambulación de vehículos y personas, tanto en el interior como en el perímetro.

El plan de movilidad contempla una mejora de los accesos a pie, la adaptación de pasos de peatones y la ampliación de los carriles bici, así como la señalización pertinente y una mayor oferta de plaza de aparcamiento para bicicletas.

Además, está previsto "pacificar" una rotonda, señalizar los accesos al complejo desde autopistas y carreteras, así como una nueva semaforización del cruce con la carretera de Rubí que ya ha sido ejecutada.

En el ámbito del transporte público, se reforzará la conexión en bus los sábados y diez festivos al año. Esos días la L-9 incorporará un autobús extra durante toda la jornada y la L-8 lo hará en horario de tarde.

Los obras necesarias para adecuar la movilidad de Parc Vallès a la nueva realidad del complejo suponen una inversión de 260 mil euros que sufragará íntegramente la promotora. Por lo que respecta al refuerzo del transporte público, el sobre coste alcanza los 32 mil euros anuales, importe que financiará al 70% Parc Vallès y el resto (30%) el Ayuntamiento de Terrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook