Los Reyes Magos inundan la ciudad de sonrisas, sueños y caramelos

06.01.2016 | 04:22
Los Reyes Magos inundan la ciudad de sonrisas, sueños y caramelos
La espectacular carroza de Baltasar, rodeada de una multitud a su paso por la calle Major.
La espectacular carroza de Baltasar, rodeada de una multitud a su paso por la calle Major.

Sabemos leer en los corazones de los niños y niñas", dijo ayer Melchor en nombre de los tres Reyes Magos, que en su llegada al Raval de Montserrat prometieron una noche mágica para todos, sin distinción alguna. "Sabemos que Terrassa es una ciudad con gran corazón...No hay mada más poderoso que tener valores y sumar la voluntad de las personas", añadió el rey blanco, que en nombre de los Magos de Oriente deseó a los más pequeños "que tengáis muchos sueños y la fuerza para hacerlos realidad".

Era el colofón a una intensa tarde de magia en la ciudad, que los Reyes Magos recorrieron por las calles del centro y también por los rincones de siete barrios. A las 8 de la tarde, ya en el Raval de Montserrat, Terrassa dio la bienvenida a los emisarios de Oriente, exahustos tras un largo viaje y prácticamente sin caramelos, pero dispuestos a afrontar una noche intensa repartiendo regalos por toda la ciudad.

El alcalde Jordi Ballart, acompañado del concejal de Cultura, Jordi Flores, y representantes de los grupos municipales, fue el encargado de dar la bienvenida al Patge Xiu Xiu y a los Reyes Magos, a quienes agradeció su visita y pidió que no se olviden de nadie en la noche más mágica del año. "Hay familias que viven momentos difíciles. Pensar en los niños y niñas que sufren, que están enfermos. Pensar en todos los niños y niñas...".

Lluvia de caramelos sin gluten
Sus Majestades llegaron a Terrassa procedentes de Oriente minutos antes de las 5 de la tarde y, a diferencia de anteriores ediciones, lo hicieron en carroza. Melchor, Gaspar y Baltasar aparcaron este año el helicóptero para recuperar la tradición de hacer su entrada triunfal a la ciudad en una carroza tirada por caballos, "más comprometida con la naturaleza y contra el cambio climático", dijo Melchor.

Una multitud de niños esperaba inquieta en la plaza de La Cogullada cuando los Reyes llegaron oficialmente a Terrassa. Allí fueron recibidos con una espectacular fiesta infantil de bienvenida, amenizada por el animador Miqui Jiménez y organizada por el Centre Cultural El Social, las entidades del distrito IV y el Ayuntamiento de Terrassa. La celebración, muy participativa, fue la antesala perfecta de una de las cabalgatas más musicales de los últimos años.

Y es que ayer los Magos de Oriente recorrieron la ciudad acompañados de 30 vehículos todo terreno, 700 pajes y más de 200 músicos, el elenco más numeroso de los últimos tiempos.

Sus Majestades iniciaron recorrido a las 6 de la tarde, como es tradición en la plaza del Doctor Cadevall. A esa hora miles de niños acompañados de sus padres, abuelos, amigos y familiares se agolpaban ya en buena parte del trayecto para ver de cerca a los emisarios reales.

Durante las dos horas que duró el recorrido, la ciudad volvió a inundarse ayer de las sonrisas y miradas de ilusión. Tampoco faltaron los empujones, las carreras para colocarse en el mejor lugar, los bolsillos a rebosar, las bolsas, los paraguas, los gritos la algarabía que todos los años acompañan el pasacalles real.

La cabalgata de los Reyes Magos fue una de las más espléndidas de las últimas ediciones. La lluvia de caramelos fue incesante hasta la llegada al Raval de Montserrat, donde escasearon. Aunque Baltasar se ha labrado una merecida fama de generoso, es justo decir que Melchor y Gaspar se emplearon a fondo en buena parte del recorrido.

Como ocurre desde hace años, los tres reyes, sus pajes y el séquito real lanzaron ayer toneladas de caramelos sin gluten. Hace años que el Centre Cultural El Social, organizador de la cabalgata , optó por una celebración más sana y apta para los niños celíacos.

El recorrido respetó la tradición, inalterable desde 1998. Por la calle del Forn Major, el Portal de Sant Roc, la Rambla d'Ègara, el Passeig del 22 de Juliol y la plaza de la Estació del Nord, desde donde la comitiva tomó dirección al centro histórico por las calles del Nord, Societat, la plaza de la Creu Gran, Sant Antoni, la plaza del Doctor Robert, el Passeig del Compte d'Ègara, Font Vella, la Plaça Vella y Raval de Montserrat.

Una de las novedades de esta edición fue la habilitación de un espacio para las personas con discapacidad auditiva frente al atrio del Ayuntamiento, desde donde se les garantizó la visión del escenario de los Reyes Magos y de la intérprete del lenguaje de signos que relató todo lo sucedido. En el Passeig del 22 de Juliol también se dispuso un espacio reservado para personas con discapacidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook