Causan destrozos y roban carteles en El Bosc de Les Fades

05.01.2016 | 04:22

Tanto empeño para nada, o para que unos descerebrados cercenen sus efectos a las primeras de cambio. Los comerciantes del norte de la Rambla d'Ègara que tanta ilusión habían puesto en su reclamo El Bosc de Les Fades, destinado a los más pequeños en este periodo de Navidad que toca a su fin, se encontraron de un día para otro con los carteles de ese itinerario mágico robados, y con la figura de un hada destrozada.

Varios comerciantes y hosteleros de ese tramo de la Rambla d'Ègara, entre la calle de Volta y la de Arquímedes, se sienten dejados de la mano de Dios, olvidados, pero en el 2015 decidieron poner manos a la obra y canalizar su queja en positivo: se unieron para llevar a cabo una iniciativa navideña, un reclamo ilusionante: la creación de un itinerario llamativo, sobre todo para los más pequeños, que llamaron El Bosc de les Fades, y que consistía en la colocación de carteles y figuras de seres fantásticos. Había que buscar a doce hadas en árboles de la zona en un recorrido con entrada y salida.

En cada cartel rezaba el nombre de un hada. Los establecimientos que participaban de forma más activa en el proyecto ofrecían obsequios a los participantes.

Roban carteles
"Era nuestra primera iniciativa tras muchos años", dice Rocío Longueira, responsable del bar Repós, una de las promotoras del proyecto. Lo dice con un poso de amargura en la voz, pues de la noche a la mañana alguien se encargó de destrozar buena parte del itinerario simbólico. Los vándalos se llevaron diez carteles (quedaron sólo dos) y destruyeron un hada. El reguero de daños incluyó tres macetas.

No se sabe a ciencia cierta quién estuvo detrás de los actos de gamberrismo, pero todo apunta a que éstos fueron obra de unos tipos que acababan de salir de un local durante la fiesta de Nochebuena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook