DIARI DE TERRASSA

El Año Nuevo trae subidas en tasas e impuestos pero moderadas

02.01.2016 | 08:07
Las tarifas del autobús se congelan. Sólo la T-25 subirá diez céntimos.
Las tarifas del autobús se congelan. Sólo la T-25 subirá diez céntimos.

Llega, como reza el dicho, la tradicional cuesta de Enero. No es baladí. Las celebraciones de Navidad, Año Nuevo y Reyes y también las rebajas, son sinónimo de mayor gasto y los bolsillos se resienten por lo que muchas familias se verán obligadas a hacer unos cuantos equilibrios en las próximas semanas. Más si se tiene en cuenta que con el Año Nuevo muchos de los precios de impuestos, tasas y servicios que pagamos experimentarán una subida. Una subida moderada, cabe decir, porque los gestores políticos son conscientes de que sigue habiendo mucha crisis y falta de empleo a pesar de que los índices dicen que la economía remonta.

El Ayuntamiento de Terrassa, encabezado por el gobierno que preside el alcalde socialista Jordi Ballart, aprobó la revisión de las ordenanzas fiscales para el próximo año en sesión plenaria. Así, el recibo de la basura y el IBI (impuesto de Bienes Inmuebles) subirá un 1,5 por ciento como la mayoría de tasas y precios públicos. En cambio habrá otros impuestos generalistas, como el que recae sobre vehículos, que se congela. El aumento, pues, de la tasa de residuos, IBI y vehículos supondrá un impacto medio de 6,80 euros en el bolsillo de los contribuyentes, según fuentes del gobierno municipal, a partir de una estimación realizada en una familia tipo integrada por cuatro personas que son propietarios de una vivienda y dos vehículos.

Contención
El Ayuntamiento también aprobó congelar las tarifas del autobús urbano para 2016 salvo para la tarjeta T-25 que sufrirá un discreto aumento de diez céntimos pasando de los 18 euros (16,36 más IVA) a los 18,10 euros. El resto de títulos propios de este transporte, que gestiona TMESA, conservarán los mismos precios. El precio del billete ordinario seguirá costando 1,45 euros (1,32 euros más IVA) y la Tarjeta T-Blanca costará 5, 10, 15 o 20 euros en función de la renta de ingresos del usuario.

Cabe subrayar aquí que será el tercer año consecutivo que el gobierno municipal congela los precios para el billete simple y también para la T-Blanca.

Tampoco habrá subida en los títulos de transporte que rigen para fuera de la ciudad y que son motivo de acuerdo entre el Govern de la Generalitat, la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) y el Ayuntamiento de Barcelona. En este servicio incluso se producirán bajadas entorno al nueve por ciento en los títulos T-Mes, T-Trimestre y T-Jove, según anunció el conseller de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila.

Con esta medida, los responsables quieren favorecer la movilidad ciudadana más allá de la primera corona metropolitana e impulsar el uso del transporte público a través de títulos de transporte más competitivos y atractivos. También se prevé una congelación de precio en las tarifas de los servicios regionales de Rodalies Catalunya, gestionados por Renfe aunque esta compañía ha avanzado que no descarta revisar los precios.

Para aquellos que sigan usando el vehículo privado y tengan que aparcar en la red de parkings de la ciudad observarán también que las tarifas se han congelado. Esto será así para los estacionamientos municipales gestionados por Egarvia que están ubicados en la avenida de Barcelona, Plaça Lluís Companys, Plaça del Progrés y Plaça Primer de Maig y también para los privados con concesión administrativa como los del Vapor Ventalló, Portal de Sant Roc, Plaça del Doctor Robert, Plaça Vella y Raval de Montserrat. En cuanto a la zona azul, competencia del Ayuntamiento, las tarifas también subirán un 1,50 por ciento, según ha explicado el Ayuntamiento. En la actualidad, la tarifa es la siguiente: 0,20 céntimos por quince minutos en la zona 1; de 0,15 en la zona 2; 0,10 en la zona 3; y 0,15 en la zona 4. Esta escala de precios está condicionada en función de la zona de Terrassa (Centre, ensanche o periferia). En la ciudad hay más de dos mil plazas de esta tipología que gestiona la empresa municipal Egarvia.

Agua, luz y gas, a la baja
Otros servicios que afectan a toda la población como el agua, la luz, el gas y los carburantes tampoco se verán perjudicados de entrada. El precio del agua se mantiene, según Mina Aigües de Terrassa. Por contra, luz y gas bajarán a partir del 1 de enero debido a decisiones políticas en algunos casos y al descenso en el precio de las materias primas en otros. En este contexto se prevé que la factura de la luz y el gas se reduzca una media del 0,7 por ciento y del tres por ciento respectivamente por aprobación del Gobierno. También se prevé revisar el precio de la bombona de butano de 12,5 kilos a mediados de enero. El objetivo es que se revise a la baja debido a que se ha abaratado la materia prima en los mercados mayoristas. También habrá contención en el recibo de las hipotecas, que actualmente ya presentan un tipo de interés histórico (0,05 por ciento), lo que dará tranquilidad a quien pagan su vivienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas