La solidaridad de la lotería llega a la Asociación Sanfilippo BCN 

24.12.2015 | 04:24
Belén Zafra junto a su hijo Pol, que padece el síndrome de Sanfilippo.
Belén Zafra junto a su hijo Pol, que padece el síndrome de Sanfilippo.

La Lotería de Navidad dejó anteayer algunos cientos de miles de euros en la ciudad, que rascó parte del tercer premio, así como de un cuarto y de un quinto. El sorteo celebrado el martes en el Teatro Real de Madrid llevó la suerte a algunos terrassenses, los que disponen de alguno de los décimos de los números 05163, 71119 y 43221. Pero estos no fueron los únicos egarenses afortunados. La Asociación Sanfilippo Barcelona, con sede en el barrio de Torre-sana, repartió por toda España diversas participaciones del número 83140, cuyas tres últimas cifras coinciden con las del Gordo (79140). Así pues, cada uno de los ochocientos décimos que distribuyó la entidad tiene un premio de 120 euros.

Algunos de los agraciados ya han comunicado a la fundadora y secretaria de la asociación, Belén Zafra, que renunciarán a lo que les corresponde para cederlo a la organización. "He recibido llamadas y mensajes de Logroño, diversas localidades catalanas, Tenerife, Galicia y Otura", explica Zafra, que repartió los ochocientos décimos a través de participaciones de 3,50 euros (tres euros para jugar a la lotería y cincuenta céntimos de donativo para la entidad) para recaudar fondos para la investigación del síndrome de Sanfilippo, patología que sufre su hijo Pol, de doce años.

Ensayos clínicos
La asociación, ubicada en el número 15 del Parque de Gernika, necesita conseguir 2.700.000 euros para que en 2017 puedan iniciarse los trámites para que un grupo de científicos de Manchester lleven a cabo los ensayos clínicos con niños que sufren la enfermedad. Si todos los afortunados con los boletos adquiridos en la administración número 10 de Terrassa (situada en la parte norte de la avenida de Barcelona) y distribuidos por la entidad dieran sus ganancias, se obtendrían 96 mil euros. Sin embargo, Zafra cree que más de la mitad de los compradores cobrarán su premio en vez de darlo. "Recibir la mitad del premio sería impresionante. A lo mejor, logramos cinco o diez mil euros, pero pueden ser más. Es muy difícil saberlo", dice la madre de Pol.

Hasta que no pasen tres meses y finalice el plazo para cobrar los décimos no se sabrá cuánto dinero recibirá la cuenta de la entidad, que ya ha reunido 3.100 euros con los donativos de las participaciones. Los fondos recaudados con la lotería, las cuotas mensuales de sus más de cien socios y las actividades que puedan organizar en los próximos meses servirán para que se continúe investigando el síndrome de Sanfilippo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas