Dos décadas al servicio de la documentación y la consulta

24.12.2015 | 13:24
La biblioteca de la UPC se halla en la avenida de Jacquard, centro neurálgico universitario de la UPC.
La biblioteca de la UPC se halla en la avenida de Jacquard, centro neurálgico universitario de la UPC.

La biblioteca del Campus de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en Terrassa celebra veinte años de su puesta en marcha. El centro bibliográfico y de consulta, situado en la plaza del Campus, acoge hoy un fondo de 53.954 documentos que dan apoyo a la docencia y a la investigación a una comunidad de cinco mil estudiantes y docentes de cuatro escuelas. Asimismo es también un espacio de referencia para realizar proyectos y preparar exámenes de forma individual o en grupo.

La biblioteca abrió sus puertas el 11 de mayo de 1995. Fue un equipamiento celebrado porque, por primera vez, se creó un edificio de servicios bibliotecarios comunes para albergar las colecciones de las dos escuelas de ingeniería, las antiguas Escola Universitària d' Enginyeria Tècnica Industrial (Euetit) y la Escola Tècnica Superior d'Enginyeria Industrial (Etseit), que después se transformaron en EET y Etseiat (esta última a partir de incorporar aeronáutica) y a partir de ahora se han fusionado en la Escola Superior d'Enginyeries Industrial, Aeroespacial i Audiovisuals (Eseiaat). El centro documental se quedó en seguida pequeño y fue objetivo de una ampliación en 1999. Con la misma se incorporó el fondo de las escuelas más nuevas, la Facultat d'Òptica i Optometria (Foot) y del Centre de la Imatge i la Tecnologia Multimèdia (Citm).

El balance en cifras de estos veinte años es relevante. Por la biblioteca han pasado un total de cuatro millones de usuarios y ha prestado medio millón de documentos. Ha prestado servicio unas 55 mil horas durante 4.626 horas que ha estado abierta y ha impartido formación a 24.066 estudiantes, profesores , investigadores y personal de administración y servicios.

A lo largo de su trayectoria, el equipamiento se ha ido adaptando a los cambios y demandas de la comunidad del campus. Lluïsa Perona, responsable de la biblioteca, destaca que la implantación de las nuevas tecnologías han revolucionado el concepto tradicional de la biblioteca. "Muchas publicaciones están en digital por lo que hemos ido eliminado un gran número de estanterías destinadas a revistas impresas y esto nos ha permitido crear espacios de trabajo individual y en grupo que, a su vez, están dotados con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)". Las TIC también han alterado el modelo de préstamo. "Sigue habiendo solicitudes de libros y documentos pero muchos menos porque mucha información se consulta on-line. El servicio de préstamo del material impreso ha quedado sustituido en gran parte por el de ordenadores portátiles. En este tipo de material hay una circulación intensa. Tenemos 20 equipos a disposición de la comunidad y el usuario lo puede pedir por tres horas al día". También se prestan otro material informático como libros electrónicos y USB's.

Punto de encuentro
La biblioteca es punto de encuentro y fundamental para la comunidad de la UPC pero también para otros estudiantes de la ciudad. Así, por el tipo de fondo académico que atesora, recibe alumnos de otras universidades como la Autònoma de Barcelona y la Pompeu Fabra. La mayor afluencia, como es habitual, se da sobre todo en épocas de exámenes que es cuando se hace visible la necesidad de más espacio. De hecho el proyecto inicial acogía una tercera fase de ampliación y última que no se ha llegado a ejecutar por otras prioridades.

Añadir que el equipamiento también tiene a disposición otros fondos bibliográficos que no por ser minoría son menos importantes. Son documentos relacionados con el mundo de la ciencia, tecnología, aeronáutica, las culturas del mundo y el cómic, y proceden en su mayoría de particulares.

LOS DATOS
Fondo: 53.954 documentos
Usuarios al día: Mil (En época de examenes sube a 1.500)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook