TeC y ERC harán posible la aprobación de los presupuestos

22.12.2015 | 04:20
El líder de TeC, Xavier Matilla, y el de ERC, Isaac Albert, durante el Pleno Municipal.
El líder de TeC, Xavier Matilla, y el de ERC, Isaac Albert, durante el Pleno Municipal.

Por fin se ha desvelado la incógnita: Terrassa contará con unos nuevos presupuestos para 2016. Así lo hicieron público ayer las formaciones de Terrassa en Comú y ERC-MES en una rueda de prensa en la que los líderes de ambos partidos avanzaron que se abstendrán en las votaciones que tendrán lugar hoy en el Pleno Extraordinario.

Pese a insistir en que ambos grupos hubiesen hecho los presupuestos de otra manera y que "si gobernamos de aquí a tres años y medio también lo haremos diferente", según expuso Xavier Matilla, líder de TeC, también subrayaron que su voluntad no era la de paralizar la ciudad sino la de construir un nuevo modelo para que ésta avance.

En este sentido destacaron, tal y como ya hicieron el viernes, que "no nos consideramos oposición, pues creemos que nuestro trabajo tiene mucho más sentido como alternativa. Y esto quiere decir que vigilamos qué hace el gobierno, intentamos corregir, aportar medidas, ideas e innovación y por tanto aproximarnos con una voluntad constructiva", apuntó Matilla. Una afirmación que Isaac Albert, portavoz municipal de ERC, matizó al afirmar que en un gobierno que no tiene mayoría absoluta la oposición no puede solo fiscalizar, sino que debe ser propositiva.

En esta línea, Albert reconoció que era importante que el proceso de presupuestos y ordenanzas tirara para adelante y no se prorrogase porque hubiese sido "un auténtico problema", pues paralizaría unos servicios "que ya no están en un nivel óptimo".

En este sentido tanto Matilla como Albert destacaron la respuesta positiva del gobierno, que en su conjunto ha reconocido la "necesidad y el interés que el documento aporta a la propuesta de presupuesto y además se ha comprometido a aplicarlas en el presupuesto y a aplicarlas".

Dicho documento, que presentaron ambos partidos de manera conjunta el pasado viernes y que contiene casi una veintena de acciones socioeconómicas y para construir un nuevo modelo de ciudad- ha sido aceptado íntegramente por el equipo de gobierno. Algo que para ERC y TeC significa un compromiso del Ayuntamiento, que además ha asumido estas propuestas de mejora "sin hacérselas suyas" y "no ha dado tanta importancia a la negociación de las dotaciones de las partidas presupuestarias sino al hecho de que se lleve a cabo el cambio de rumbo que pedimos", destacó Albert. Finalmente Matilla confesó que "honestamente creemos que las medidas se aplicarán. Y si no se hace, se tendrá que ver si es por falta de voluntad o de capacidad del Ayuntamiento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook