ELECCIONES GENERALES. RESULTADOS

En Comú Podem gana en Terrassa con 31 mil votos

24.12.2015 | 13:24
En Comú Podem gana en Terrassa con 31 mil votos
En Comú Podem gana en Terrassa con 31 mil votos

La candidatura de En Comú Podem ganó el domingo las elecciones generales en la ciudad de Terrassa, donde por primera vez la izquierda alternativa le ha arrebatado el liderazgo en las urnas al Partit dels Socialistes de Catalunya, que ha vivido una de sus peores derrotas en la ciudad.

El electorado egarense dio el domingo un claro giro a la izquierda y castigó a las formaciones del bipartidismo (el PSC-PSOE perdió más de 10 mil votos respecto a 2011 en la ciudad y el PP más de 9 mil), así como a Democracia i Llibertat, que ha sufrido un estrepitoso descalabro, con la pérdida de más de 12 mil sufragios en relación a las últimas generales. La ciudadanía dio el domingo un puñetazo sobre la mesa de los partidos tradicionales y decidió darle una oportunidad a la nueva política.

Victoria histórica
En Comú Podem superó el domingo en más de 12 mil votos a su inmediato seguidor, el PSC-PSOE, y rozó el 29 por ciento de las papeletas. Casi uno de cada tres electores apoyaron a la candidatura liderada por el periodista Xavier Domènech, que además del voto de los partidos que integran la confluencia de izquierdas, ha seducido a buena parte de los electores socialistas que no han votado a Carme Chacón, así como a un buen número de abstencionistas. El domingo la participación aumentó cuatro puntos en Terrassa respecto a 2011 y esos nuevos votantes se decantaron mayoritariamente por opciones de izquierda.

La victoria de En Comú Podem es histórica en la ciudad, dónde los socialistas nunca antes habían perdido la hegemonía en unas estatales. El domingo, la candidatura lila superó en 2 mil votos al ganador en 2011, el PSC, aunque se quedó lejos de las victorias socialistas de 1982, 2004 o 2008, cuando Felipe González y Jose Luis Rodríguez Zapatero movilizaban entre 40 y 50 mil electores en la ciudad.

La formación de Ada Colau ha duplicado los resultados de Terrassa en Comú en las municipales del pasado mayo y ha sumado 18 mil votos al apoyo conseguido por Catalunya Si que és Pot en las catalanas del pasado 27 de septiembre.

La cruz la pone el PSC. Los socialistas de Pedro Sánchez han aguantado el tipo a nivel estatal, pero con una pérdida de veinte escaños en el Congreso y un desgaste electoral especialmente significativo en Catalunya, donde la mayoría de los votos se han perdido en las ciudades del cinturón metropolitano.

Terrassa no ha sido una excepción. El domingo los socialistas no solo vieron esfumarse su liderazgo electoral en la ciudad. El partido perdió diez mil votos y 12 puntos porcentuales respecto a las últimas generales. El retroceso escala hasta los 30 mil votos si se compara con los mejores años del socialismo español, que siempre se cimentaron en resultados espectaculares en Terrassa.

El domingo el PSC perdió votos favorables al derecho a decidir en beneficio de En Comú Podem, mientras algunos electores unionistas acabaron apoyando a Ciutadans. Son las dos formaciones que, junto a ERC, más han afianzado posiciones en los barrios, donde los socialistas llevan años cediendo protagonismo a los nuevos partidos.

Respecto a las municipales, el PSC ha perdido 4 mil votos y 11 puntos, aunque el partido ha mejorado sus resultados en relación a las autonómicas de septiembre, cuando cosechó 17.692 sufragios, 1.613 menos.

En las elecciones estatales. la tercera fuerza más votada en la ciudad fue Ciutadans, que arraiga especialmente en los barrios más periféricos como Can Roca, Les Arenes, Torre.Sana, Roc Blanc, Les Fonts y Can Palet de Vista Alegre (más información en páginas 4 y 5).

Con 16.752 votos, la formación naranja casi ha doblado el numero de papeletas respecto a las elecciones municipales, pero se ha quedado lejos de los más de 26 mil apoyos que logró en las autonómicas, cuando el carácter plebiscitario de la convocatoria polarizó el voto y dio relieve a la formación unionista.

ERC supera a DL
En las elecciones generales más reñidas, las formaciones soberanistas vieron el domingo cómo las siglas de ERC y DiLL volvían a funcionar como vasos comunicantes. ERC-CATSí fue la cuarta fuerza más votada en la ciudad, donde el domingo cosechó 14.225 votos, 9 mil mas que en las últimas generales y 3 mil más que en las municipales.

Democracia i Llibertad, (candidatura para las generales de CDC) se quedó el domingo en los 12.337 votos y pasó de ser la segunda fuerza a la quinta posición, por detrás de ERC y a apenas 1.323 votos del PP.

En 2011 la formación, entonces con Unió, movilizó casi 26 mil votantes en la ciudad, donde uno de cada cinco electores apoyó a CiU. El domingo, las suma de DiLL y Unió rozó los 14 mil votos. el peor resultado de la coalición en unas generales.

En clave soberanista, la comparecencia por separado de DiLL y ERC no ha resultado. El bloqueo institucional en Catalunya y las dificultades para formar gobierno le han pasado factura a la coalición . Juntos ERC y DiLL sumaron el domingo algo más de 26 mil votos, muy lejos de los 38 mil que movilizaron hace apenas tres meses.

La víctima del descalabro ha sido claramente la candidatura convergente, relegada a la quinta plaza con 13 mil votos menos que en las autonómicas de 2012. ERC, sin embargo, no ha hecho otra cosa que ganar posiciones. No solo mejora todos sus resultados en unas generales. El partido suma 3 mil votos más que en las autonómicas de 2012 y que en las municipales de mayo, e iguala los 14 mil votos de las europeas de 2014, cuando la formación republicana ganó las elecciones en la ciudad.

En un análisis de los resultados en clave ideológica, las formaciones de izquierda (En Comú Podem, ERC, PSC y Recortes Cero) sedujeron el domingo a seis de cada diez electores en Terrassa, mientras que el bloque de centro-derecha (C,s, DiLL, Unió y PP) movilizó a los cuatro restantes.

En ese extremo del arco ideológico, el PP sumó un varapalo más en la ciudad, donde convenció a 11.014 ciudadanos, casi la mitad que hace cuatro años, cuando la participación fue 3 puntos más baja. Los populares mejoran levemente sus últimos resultados autonómicos y municipales, pero hay que remontarse hasta el año 1989 para encontrar un resultado más adverso en unas elecciones generales en la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook