El gobierno anuncia la compra de diez autobuses para enero

19.12.2015 | 04:23
La flota de autobuses urbanos renovará el próximo año parte de sus vehículos.
La flota de autobuses urbanos renovará el próximo año parte de sus vehículos.

El Ayuntamiento de Terrassa renovará en 2016 parte de la flota de autobuses urbanos. El equipo de gobierno elevará en breve al pleno una propuesta para sustituir los vehículos más viejos y adquirirá diez nuevos autobuses de diferentes características. El expediente de compra se presentará en el pleno ordinario del mes de enero.
La medida fue anunciada ayer, un día después de que se produjera un segundo incendio en un vehículo de la flota en las últimas tres semanas.

El Ayuntamiento ha explicado que a lo largo de los últimos meses se ha llevado a cabo diferentes estudios técnicos y se han realizado algunas pruebas con vehículos híbridos y diesel de diferentes fabricantes, de cara a la renovación de la flota. Después de toda esa fase de prospección y análisis, el equipo de gobierno ha optado por diez vehículos de diferentes tipologías: un microbús, dos autobuses articulados diesel y siete autobuses más, de los cuales cuatro serán diesel y tres híbridos.

Con la compra de estos diez autobuses, el gobierno municipal quiere sustituir los diez vehículos más viejos en coherencia con el plan de renovación de los vehículos del servicio del transporte público urbano. La flota está integrada por 65 vehículos y tiene una antigüedad media de once años. Con la entrada de los diez vehículos nuevos se renovará un quince por ciento del parque.

Más seguridad
La adquisición de los diez autobuses comportará mejoras en el confort y seguridad aunque esta última está garantizada por las revisiones periódicas a que se someten los vehículos. Los vehículos de menos de cinco años pasan la ITV cada año y los de más de cinco años, cada seis meses. Además, todos los vehículos de la flota, con independencia de su antigüedad, cuentan con todos los sistemas de seguridad que establece la ley, explica el Ayuntamiento.

Además de mejorar el confort y la seguridad, la incorporación de los nuevos autobuses supondrá también una reducción del impacto ambiental de la flota, ya que los vehículos que se darán de baja son los más contaminantes, mientras que los nuevos cumplen con la última normativa europea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook