Piden imputar a Navarro por presunto tráfico de influencias

19.12.2015 | 04:23
Pere Navarro, exalcalde de Terrassa y exprimer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya.
Pere Navarro, exalcalde de Terrassa y exprimer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya.

La acusación popular en el "caso Mercurio" de Sabadell ha pedido la imputación de Pere Navarro Morera, exalcalde de Terrassa, exlíder de los socialistas catalanes, por un presunto delito de tráfico de influencias. Esa parte personada en el proceso, la Plataforma Sabadell Lliure de Corrupció, cree que se dan indicios de que Navarro participó en gestiones de Manuel Bustos, exalcalde de la ciudad vecina, para conseguir la adjudicación de un canal de televisión a un empresario. Navarro declaró ayer a este diario que no tenía que defenderse de nada, "porque nada hay".
Tras ser desbancado en las listas del PSC para las próximas elecciones generales, Navarro se ha visto inmerso en este caso de forma progresiva. Días atrás, el periódico El Mundo publicó que Bustos había involucrado en las mediaciones con el empresario, Nicola Pedrazzoli, impulsor de Canal Català, al exalcalde terrassense.

El artículo indicó que, después de fracasos aparentes con Jaume Collboni, líder socialista en Barcelona, Bustos implicó en las mediaciones por Canal Català a Navarro, a la sazón, en el 2012, primer secretario del PSC. "Navarro me dio su palabra de honor de que lo resolvería", dijo Bustos al empresario, su amigo, según señaló El Mundo en alusión a las transcripciones de unas conversaciones. Y aconsejó a Pedrazzoli que presionara al antiguo edil egarense. La información añadía que, presuntamente, Navarro habló del tema con Bustos y transmitió, supuestamente, al empresario de origen italiano que el PSC no impedía la extensión de las emisiones televisivas. Siempre según esa información, Pedrazzoli amenazó con lanzarse a por los socialistas egarenses en su cadena.

La acusación popular afirma que ha solicitado al juzgado de instrucción número 1 de Sabadell la imputación de Navarro después de analizar el atestado aportado por los Mossos d'Esquadra al sumario de la pieza veintinueve del "caso Mercurio". La policía autonómica había intervenido el teléfono a Bustos.

Presiones
La plataforma entiende que hay "un posible delito de tráfico de influencias". La razón: la presunta participación del exalcalde de Terrassa en las gestiones realizadas por el de Sabadell "ante los miembros del Consell Audiovisual de Catalunya (CAC) para conseguir la concesión de un nuevo canal de televisión por parte de Nicola Pedrazzoli".

En el mismo escrito, la acusación popular reclama que testifiquen Carlos Luis Fuentes Gómez, presentador de Canal Català; Josep Antich Valero, exdirector de La Vanguardia, y el propietario del Grupo Godó, Javier Godó. Al decir de la plataforma anticorrupción, las declaraciones de estas tres personas podrían ayudar a separar la actuación de quienes querían la concesión de un nuevo canal de televisión autonómica de la de los que pretendían la ampliación y el alquiler de la frecuencia de RAC 105 TV, del Grupo Godó. La acusación recordó ayer en un comunicado que la pieza veintinueve del caso "está investigando las gestiones y las enormes presiones que Bustos y Pedrazzoli ejercieron sobre los representantes del PSC en el CAC" y sobre dirigentes socialistas "con el objetivo de que votasen a favor de la concesión" de un nuevo canal al empresario investigado.

De momento, figuran tres imputados: Nicola Pedrazzoli, Jaume Collboni y Manuel Bustos. La juez que instruye el asunto resolverá si Navarro entra también en este grupo. El exalcalde recordó ayer que le repugnan actuaciones como las que le atribuyen. "Esta situación me parece alucinante. No tengo que defenderme de nada porque no hay nada, no hay asunto", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook