El Vallès Occidental trabaja un protocolo frente a catástrofes

15.12.2015 | 04:23
Árbol caído en el vendaval del 9 de diciembre de 2014
Árbol caído en el vendaval del 9 de diciembre de 2014

El Consell Comarcal del Vallès occidental impulsa la redacción de un protocolo de actuación frente a catástrofes que permita garantizar una respuesta coordinada de los municipios vallesanos ante episodios climatológicos como el registrado el 9 de diciembre de 2014. El vendaval asoló más de medio millón de árboles, ocasionó grandes desperfectos en el entorno natural y urbano y se cobró dos vidas en Terrassa.
La consejera delegada de Territorio, Elizabeth Passamonte, explica que hace un año, tras comprobar los daños provocados por el temporal de viento, "nos encontramos en la tesitura de que se iban tomando decisiones de manera especial por cada municipio, no había canales ni flujos de comunicación para tomar decisiones de manera coordinada".

El pasado mes de octubre, los concejales ya abordaron la cuestión y consensuaron la conveniencia de cerrar un protocolo de acción que permita a los municipios trabajar en red en caso de emergencia. Los trabajos para la redacción del documento ya están en marcha.

Se están valorando las diferentes estrategias desarrolladas por los ayuntamientos afectados por el vendaval en los días y las semanas posteriores al incidente. Las claves de esas intervenciones, así como la coordinación entre administraciones, debe permitir trabajar un documento que unifique criterios y agilice una respuesta más eficiente, comentan desde el consell.

"Des del 9 de diciembre pasado no se ha parado de trabajar", explica el presidente Consell Comarcal del Vallès Occidental, Ignasi Giménez. Un año después del fenómeno meteorológico que aterrorizó a parte de la comarca, "el 70% de las hectáreas afectadas están limpias". A pesar de ello, "aún queda trabajo pendiente pero se prevé que antes de la temporada de verano de 2016 la tarea más importante esté finalizada".

Más de medio millón de árboles
Los municipios vallesanos finalizan ahora las tareas de retirada y cierran en paralelo la valoración de las actuaciones llevadas a cabo. El objetivo es realizar una puesta en común comarcal que permita determinar la superficie final afectada, el volumen de madera extraída y el destino que se le ha dado.
El Consell Comarcal del Vallès Occidental calcula que el vendaval de diciembre de 2014 tumbó más de medio millón de árboles en toda la comarca.

Los municipios solicitaron una ayuda global de 13 millones de euros para hacer frente a la limpieza de las zonas afectadas y la recuperación de los espacios naturales. En un comunicado público, el consejo agradece la colaboración del departamento de Governació de la Generalitat y de la Diputació de Barcelona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook