Los abogados deberán usar sólo internet en algunos procesos

03.12.2015 | 04:23
El Col·legi d´Advocats celebró ayer una sesión formativa en el Centre Cultural de la Rambla.
El Col·legi d´Advocats celebró ayer una sesión formativa en el Centre Cultural de la Rambla.

La Justicia quiere perder los papeles, en el buen sentido. Al menos, algunos papeles. A partir del próximo 1 de enero del 2016, los abogados de toda España deberán usar sólo internet para comunicarse con la Administración de Justicia en determinados procedimientos judiciales del ámbito civil y del social (laboral y litigios con la Seguridad Social). La medida, aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros, supondrá un punto de inflexión en la relación de los profesionales de la abogacía con los juzgados, y un paso determinante en la progresiva eliminación del papeleo. Dada la relevancia de la iniciativa, trescientos letrados participaron ayer en una jornada de formación al respecto impulsada por el Col·legi d'Advocats de Terrassa.

"Justicia Cero Papeles" es el lema del proceso que ha cristalizado en el "Real Decreto sobre comunicaciones electrónicas en la Administración de Justicia en el ámbito territorial del Ministerio Justicia y por el que se regula el sistema Lexnet", largo título para nombrar une regulación que impone la vía telemática para la relación entre funcionarios y abogados. La obligatoriedad de la comunicación electrónica ya existía para procuradores, por lo que, como explicaron ayer responsables del colegio egarense, la novedad estriba en su implantación para los abogados; eso sí, de momento, sólo en aquellos procedimientos judiciales en los que no es preceptivo el papel de los procuradores, como actuaciones civiles (por ejemplo, procedimientos monitorios y verbales con menos de dos mil euros de cuantía) o de la jurisdicción laboral.

El sistema a utilizar se llama Lexnet, "una plataforma de intercambio seguro de información entre los órganos judiciales y los operadores jurídicos que, en su trabajo diario, necesitan intercambiar documentos judiciales", señala el Consejo General de la Abogacía Española, que destaca la agilización de las gestiones y la reducción de la burocracia que supone el modelo. Dos técnicos de esta institución participaron ayer en la jornada de formación, celebrada en el Centre Cultural e inaugurada por Ignasi Puig, el decano del colegio de Terrassa. En Catalunya, los letrados deberán presentar escritos y demandas en el sistema E. Justicia.cat, la variante catalana de la red, pero recibirán las notificaciones por Lexnet.

Expectativa
El gremio anda a la expectativa con esta reforma. Los hay optimistas, pero abundan quienes no esconden su escepticismo, al menos hasta ver cómo se implementa el proceso en los primeros meses; hasta ver si el engranaje se pone en marcha y todas las oficinas judiciales están preparadas para el reto. "Si funciona, será una ventaja importante y el nuevo modelo servirá para acercar los juzgado a los despachos de los abogados. La comunicación electrónica permitirá que los letrados sepan en qué momento procesal se encuentra un expediente", reflexionó Ignasi Puig

Los profesionales podrán usar el sistema (tanto el catalán como el español) con el carné colegial, que hace las veces de tarjeta para identificarse ante un lector óptico del ordenador. El consejo general español ha desarrollado Lexnet Abogacía, un servicio para los colegiados que permite configurar "alertas" de notificaciones para los dispositivos móviles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook