Desde el primer caso de sida se han diagnosticado 249 enfermos

02.12.2015 | 08:09
El colectivo LGTB de Terrassa informó durante toda la mañana en el Raval de Montserrat.
El colectivo LGTB de Terrassa informó durante toda la mañana en el Raval de Montserrat.

Hace 28 años que la ciudad egarense conmemora el Día Mundial de la lucha contra el sida, que se celebra cada 1 de diciembre a nivel internacional. Durante este tiempo, en Terrassa se han detectado 249 casos de sida según los datos facilitados por el consistorio terrassense. En 2014 han sido dos los casos nuevos de infección, y de este de este último año aún no se han facilitado datos porque aún no se ha cerrado.

Por otro lado, desde 2001 -año en que se puso en marcha en Catalunya el sistema voluntario de declaración de infección por VIH- y hasta 2014, en Terrassa se han notificado 182 casos de sida: 153 hombres y 29 mujeres. Cabe remarcar que desde hace 5 años no se contagia ninguna mujer en la localidad terrassense. Por otra parte, en la comunidad autónoma, esta cifra ha sido de 10.560 diagnósticos (87 por ciento en hombres y el 13 por ciento en mujeres). La población más afectada en Terrassa y en Catalunya corresponde a los grupos de edad entre 25 y 39 años, y la vía principal de transmisión entre los nuevos diagnosticados de infección sigue siendo la sexual, con un 85 por ciento de los casos en la autonomía catalana (el 64 por ciento en relaciones homosexuales y el 21 por ciento en relaciones heterosexuales).

Así lo corroboró el presidente de Actúa Vallès, Joan Offroy, en el parlamento que pronunció el pasado sábado en un acto que celebró la entidad en conmemoración al Día Mundial de la lucha contra el sida. Offroy aportó datos sobre la situación de la epidemia en la actualidad y destacó que "si antes el perfil era el de un hombre de unos 42 o 43 años, ahora los nuevos infectados están alrededor de los 20 años. En general son hombres que practican sexo con otros hombres". Esta tendencia es la misma en el resto de países de la Unión Europea, pues según declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS): "los diagnósticos de VIH entre hombres que tienen sexo con otros hombres ha crecido a ritmo alarmante, del 30 por ciento en 2005 al 42 por ciento en 2014".

Actualmente, se estima que en Catalunya hay 33.600 personas que viven con VIH. Durante el año 2014 se han notificado 734 nuevos positivos por VIH, una cifra ligeramente inferior a la de los últimos años. Otro dato remarcable es que 1 de cada 4 personas está infectada y no lo sabe, lo que significa alrededor de 8.000 catalanes.

No bajar la guardia
Pese al gran avance que se ha producido en las tres décadas que hace que se lucha contra el VIH y las mejoras de los tratamientos, es esencial no relajarse. Así se expresó el presidente de Actuá Vallès, quien hizo hincapié en la necesidad de estar alerta, porque "la percepción del riesgo entre los jóvenes ha descendido". De hecho, según un reciente estudio de UNICEF, el número de muertos adolescentes a causa del sida se ha triplicado en los últimos 15 años.

Concienciar a la población insistiendo en la importancia de la prevención y evitando la relajación respecto a las conductas de riesgo son las principales actuaciones que lleva a cabo la Comissió de la Sida de Terrassa, formada por Mútua de Terrassa, Consorci Sanitari y el Ajuntament, en colaboración con las asociaciones Alba, LGTB, Aide y Actua Vallès. De hecho, según afirma Raúl del Valle, miembro de esta última entidad, se han dado cuenta de que "la población está muy desinformada y aún existe un gran estigma social. Además, la gente no conoce qué significa vivir con el sida, ni a nivel médico ni sociológico. Por esto el Día Mundial es tan útil. Y es que aún queda mucho por hacer". El técnico de Actúa Vallès también participará en una conferencia organizada por Associació Alba dentro del marco de las actividades programadas por parte de la comisión del sida que considera la jornada como "una oportunidad para desarrollar una acción comunitaria de sensibilización". La sesión tratará especialmente sobre la situación actual del VIH y las relaciones homosexuales entre los hombres, que son el principal factor de riesgo.

Importancia de la diagnosis
Las administraciones insisten en la importancia de la prevención y especialmente del diagnostico precoz. Y es que una detección a tiempo, además de mejorar el pronóstico, reduce la posibilidad de la transmisión del virus a otras personas. Por eso, desde la Comisión del sida de Terrassa se insiste en seguir comprometiendo de forma activa a la ciudadanía y a las institucions para para cumplir con los objetivos del Programa de las Naciones Unidas sobre el sida (ONUSIDA). Así, se quiere conseguir erradicar la epidemia en 2030 y para el 2020 se pretende lograr el denominado "objetivo 90-90-90"; es decir, aumentar al 90 por ciento la proporción de personas diagnosticadas, incrementar al 90 por ciento los pacientes en tratamiento y que, de éstos, el 90 por ciento tenga carga viral indetectable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook