El Gran Recapte espera igualar o superar las cifras del año pasado

01.12.2015 | 17:01
El Recinto Ferial de Terrassa sirve como lugar de almacenamiento y clasificación de los comestibles.
El Recinto Ferial de Terrassa sirve como lugar de almacenamiento y clasificación de los comestibles.

Estamos muy satisfechos. Todo ha ido muy bien. Ha habido muy buena participación en la ciudad", comentaba ayer por la tarde, Jaume Roca, delegado del Banc d'Aliments en Terrassa. Y es que a la espera del recuento final, se calcula que la séptima edición del Gran Recapte ha recogido en Terrassa una cantidad de alimentos similar a la del año pasado. "Creo que nos aproximaremos a las cien toneladas de alimentos o a lo mejor superaremos la cifra", explicaba Roca.

Desde el Banc d'Aliments, entidad impulsora de la iniciativa, se animaba a la población a participar en la gran recogida de comida, haciendo de voluntario o aportando productos alimenticios tales como legumbres cocidas, cereales, cacao en polvo, aceite, leche, conservas, harina y galletas. El llamamiento consiguió la colaboración de 715 voluntarios y coordinadores y de diversos ciudadanos que se acercaron entre el viernes y el sábado a alguno de los 52 supermercados del municipio que se adhirieron a la campaña.

Desde la entidad organizadora del Gran Recapte, explican que el volumen de participación fue mayor durante la segunda jornada, como es habitual. "El viernes fue día laborable y el sábado por la mañana muchas familias están ocupadas con los partidos de fútbol, básquet o hockey de sus hijos. Por eso, el sábado, sobretodo por la tarde, hubo más participación", asegura Roca, que considera que "los necesitados de Terrassa pueden estar satisfechos porque hay mucha gente que piensa en ellos".

Varios camiones, algunos de ellos aportados por la Fundación Mina, transportan desde el viernes y hasta hoy las cajas de cartón que contienen los alimentos recogidos desde los establecimientos comerciales hasta el Recinto Ferial, ubicado en el Passeig Vint-i-dos de Juliol. En este espacio, ayer por la tarde, empezó la clasificación de los comestibles, que se espera que se alargue hasta el viernes. Ayer, fueron tan sólo veinte los voluntarios que acudieron al Recinto Ferial. "Necesitaríamos cuarenta voluntarios cada día", lamenta Roca, que pide a los terrassenses que se apunten en el web www.elrevostdeterrassa.cat par colaborar en las tareas de clasificación, que se llevan a cabo de las diez a las doce y media de la mañana y de las cinco a las siete y media de la tarde.

Tras la clasificación de los productos, el Rebost de Terrassa, el órgano solidario impulsado por el Ayuntamiento de Terrassa y gestionado por Cruz Roja, repartirá estos alimentos entre los terrassenses que viven en situación de pobreza alimentaria. Se prevé que diez mil usuarios de las entidades Gent Solidaria, Acau, Fundació Busquets, Cruz Roja, Cáritas, la Associació Les Fonts Solidaria, la Asociación Humanitaria Eden y la Fundació Goel puedan beneficiarse de la comida recogida.

La campaña, organizada en 371 municipios catalanes, pretendía sensibilizar y movilizar a la ciudadanía sobre la realidad actual de pobreza en nuestro país. Y es que se calcula que un 20% de la población catalana vive en riesgo de exclusión social.

Más de 4 mil toneladas
En todo el territorio catalán, la séptima edición del Gran Recapte, que ha contado con 25 mil voluntarios y dos mil quinientos puntos de recogida, había superado los cuatro millones de kilogramos de alimentos a las siete de la tarde del sábado 29. Este primer balance recogía los datos de Girona, Tarragona, Lleida y los delegados comarcales de Barcelona. Se sumaban también los alimentos recibidos en el almacén de Barcelona y parte de los que todavía restaban en los establecimientos y las plataformas logísticas de los mercados y las cadenas de distribución.

Esta cifra provisional no tenía en cuenta los alimentos recogidos durante las últimas horas del sábado ni los del domingo, día en que aún se pudo participar en el Gran Recapte en algunos municipios turísticos que abrieron sus comercios. Por eso, todo hace pensar que el recuento final que se producirá en los próximos días anunciará que se han igualado o superado las 4.686 toneladas de comida recogidas en 2014. Los organizadores esperan que mediante las entidades colaboradoras del Banc d'Aliments 260 mil catalanes sin recursos puedan beneficiarse de estos alimentos de larga duración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook