Consejo de los Mossos a los pensionistas: ojo con la paga extra

25.11.2015 | 04:21
Charla de concienciación impartida por agentes de los Mossos d´Esquadra a personas mayores.
Charla de concienciación impartida por agentes de los Mossos d´Esquadra a personas mayores.

No corran. Seguramente no hace falta que retiren todo el dinero de golpe, o mucho dinero en un solo acto de reintegro. Y no se fíen de extraños que después se les acerquen, mimosos, preguntando por tal o cual dirección, o fingiendo que prestan su ayuda porque tiene usted una supuesta mancha en su chaqueta. Los pensionistas pueden cobrar a partir de hoy su paga extra invernal, y los Mossos d'Esquadra recomiendan cautela.

La recomiendan porque los ladrones especializados en robos en la calle, que se ceban sobre todo en las personas mayores, andan estos días con los dientes afilados. Saben que muchos jubilados tienen por costumbre no esperar, y sacar dinero de los bancos justo cuando el Estado les ha ingresado la paga extra además de la mensual. Y saben que muchos de esos muchos jubilados extraen altas cantidades con las que pasar unas cuantas semanas.

La cifra de hechos delictivos con esas víctimas crece en estas fechas. La policía no se cansa de reiterarlo. No está de más la insistencia, dice, si puede salvar a alguien del mal trago. El primer consejo: no sacar mucho dinero de golpe, pues los malhechores pueden seguir los movimientos de las víctimas e ir tras sus pasos si ven (y lo ven) que la cantidad retirada es apetecible. Pero si es absolutamente necesario salir de la entidad bancaria con una suma alta, lo mejor es hacer el reintegro acompañado de alguien, un familiar o una persona de confianza. Otra recomendación a tener en cuenta: no hay que fiarse de desconocidos que se aproximen a uno con excusas variopintas a la salida del banco.

Artimañas diversas
Las tretas de los delincuentes son unas cuantas. Los hay "cariñosos", que simulan conocer a los asaltados y se lanzan a por ellos con abrazos o carantoñas que concluyen con el hurto del dinero sin que la víctima se percate. Los hay que piden información sobre una dirección, por ejemplo, y al dar las gracias con fervor sustraen la pasta. Otros, los "cogoteros", actúan con violencia y no dudan en golpear a sus víctimas. Y se debe tener un cuidado extraordinario con los que simulan que el afectado tiene una mancha para ofrecerse a limpiarla y, entre ayuda y ayuda, lo saquean.

Lugar propicio para los asaltos es el portal del domicilio de la persona perseguida. Es un sitio reducido, sin testigos. Es necesario estar atentos a cualquier tipo extraño que quiera acceder al edificio. Los Mossos d'Esquadra desplegarán desde hoy un operativo específico, con agentes uniformados y de paisano, para prevenir estos robos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook