Terrassa se vuelca con la noche solidaria de Oncolliga

24.11.2015 | 04:23
La respuesta al Sopar Solidari de Oncolliga fue multitudinaria.
La respuesta al Sopar Solidari de Oncolliga fue multitudinaria.

La Fundació Lliga Catalana d'Ajuda Oncològica, volcada en la atención psicosocial a las personas enfermas de cáncer y sus familiares, celebró el viernes la XXIII edición de su Sopar Solidari, una cita a la que acudieron más de quinientas personas en una nueva muestra de apoyo de la sociedad egarense. Entidades, instituciones, colaboradores, voluntarios de la fundación y numerosos ciudadanos a título personal se dieron cita en la noche de la solidaridad con los enfermos oncológicos.

La cena, en la que el periodista Xavi Coral ejerció de maestro de ceremonias, contó con la presencia del gerente de la Región Sanitaria de Barcelona, Alfredo García, en representación del conseller de Salut Boi Ruiz, que excusó su asistencia. También acudió el coordinador general de CDC, Josep Rull, y una delegación municipal integrada por miembros del ejecutivo y de la oposición, encabezada por la concejal de Salud Maruja Rambla.

Como en anteriores ediciones, la cena discurrió en un ambiente distendido, después de que las autoridades reflexionaran sobre la actualidad del cáncer y pusieran en valor el trabajo que entidades como Oncolliga desarrollan en el ámbito de la atención integral.

El presidente de Oncolliga, Joaquim Gil, agradeció la presencia a todos los asistentes y, en su discurso, reconoció la labor del equipo de profesionales, voluntarios y colaboradores que trabajan a diario dando apoyo psicológico y la atención social. "Esta fundación se cimenta en valores como la solidaridad y el afecto a los pacientes y a sus familias en toda la enfermedad", recordó. Por su parte, el presidente del patronato de Oncolliga, Josep Morell, celebró la respuesta de "una sociedad que dicen está dividida. No es así, cuando el motivo lo vale estamos muy unidos".

Medicina de precisión
Cada año se detectan en Catalunya 33.700 nuevos casos de cáncer, una patología que afecta más a los hombres que a las mujeres y cuya prevalencia aumenta. Así lo explicó Alfredo García, que recordó cómo los avances médicos y especialmente el diagnóstico precoz están permitiendo reducir el índice de mortalidad de los enfermos de cáncer un 2 por ciento anual.

"Estamos ante una enfermedad de elevada incidencia y mortalidad, una patología prioritaria para el departamento de Salut", comentó el

gerente de la región sanitaria. El representante autonómico destacó la labor de las entidades civiles y, en particular Oncolliga, como complemento a los avances médicos y la prestación asistencial.

"A menudo nos centramos demasiado en la enfermedad y dejamos algo de lado las vivencias de las personas", dijo. García puso el acento en la labor de entidades como la Fundació Oncolliga, prestando asistencia integral a los afectados y a las personas que conviven con la enfermedad.

En el mismo sentido se pronunció el oncólogo Lluis Cirera, jefe del servicio de Oncología y Hematología del Hospital Universitari MútuaTerrassa. "Quiero transmitir un mensaje de optimismo -dijo-. La medicina de precisión nos está permitiendo personalizar los tratamientos, abordar ya no cada tipo de cáncer sino a cada paciente de forma individualizada". La biología molecular permite diseñar tratamientos personalizados a partir del DNI genético del enfermo, un avance que mejora sustancialmente el abordaje de la enfermedad. "Los pronósticos son cada vez más optimistas -explicó Cirera- y nos acercan al objetivo de que el cáncer deje de ser una pesadilla y tenga curación".

El turno de palabras lo cerró la concejal Maruja Rambla, que elogió el papel "pionero" de Oncolliga. La regidora reivindicó "el derecho a la salud pública y universal" y criticó el retroceso que registra el Estado del Bienestar después de que "se haya rescatado a los bancos y endeudado al país".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook