SALUD

Proteger al recién nacido de la tosferina

24.11.2015 | 04:23
En los niños, la vacuna se da en el primer y segundo año.
En los niños, la vacuna se da en el primer y segundo año.

La tosferina es una enfermedad causada por la bacteria "Bordetella pertussis" que ocasiona problemas en las vías respiratorias. En los adultos suele ser bastante benigna. Los casos más graves de tosferina se dan en los recién nacidos, ya que si aparecen complicaciones la afección puede derivar en episodios de neumonía y apnea, es decir, un paro transitorio de la respiración.

Entre los síntomas más habituales de la tosferina figuran la fiebre, la secreción nasal, los vómitos y la tos, que en un principio parece la de un resfriado común, si bien a veces se prolonga durante semanas. Estos mismos ataques de tos pueden originar dificultades al respirar. Con una menor frecuencia, la tosferina llega con encefalopatías y convulsiones.

El fallecimiento en España de tres bebés en los dos últimos meses a causa de la enfermedad ha puesto el foco en la manera cómo llevar a cabo una correcta defensa ante la tosferina. Las muertes causadas por la citada bacteria se dan, en especial, en menores de tres meses de edad.

Inmunizar
¿Cuál es el modo de evitar que la bacteria provoque dificultades indeseadas en los más pequeños? El camino pasa por la prevención. De hecho, existe una vacuna combinada que protege frente a la tosferina. No se trata de una inyección específica contra la enfermedad, sino que la misma vacuna de la tosferina también reforzará al niño ante otros eventuales problemas, como el tétanos, la polio, la difteria o la hepatitis B.

Esta inmunización inicial se suministra a los dos, cuatro y seis meses de edad, mientras que a los 18 meses se aplica una nueva dosis de recuerdo que se consolida con otra inyección una vez que el niño cumple los seis años.

Sin embargo existe una estrategia complementaria que desde el Departament de Salut consideran como la más efectiva ante la tosferina. Es vacunar a las mujeres embarazadas entre las 27 y las 36 semanas de gestación. De esta forma, la madre pasa anticuerpos contra la enfermedad a su hijo, que tendrá así más recursos para escudarse de la bacteria hasta que reciba la primera dosis de la vacuna.

Catalunya fue pionera a nivel estatal al recomendar la vacunación contra la tosferina a las mujeres embarazadas, una actuación de carácter voluntario y gratuito que después también han adoptado otras comunidades autónomas como Asturias, Canarias, Navarra, Extremadura, el País Vasco o la Comunidad Valenciana. La misma Asociación Española de Pediatría ha pedido en un reciente comunicado que se vacune contra la tosferina a todas las mujeres que se encuentran en un estado de gestación.

Los casos de esta dolencia se han multiplicado por cuatro entre 2009 y 2013, según el Centro Nacional de Epidemiología. El aumento se debe, en parte, al rápido diagnóstico. Entre 2011 y 2013 fallecieron en España una media de seis personas al año debido a la acción de la bacteria "Bordetella pertussis".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook