SUCESOS

La policía intercepta a un camionero ebrio

24.11.2015 | 04:23

La llamada de una testigo y la inmediata intervención de unos policías propiciaron el domingo la detención de un camión que circulaba haciendo eses y, al parecer, a punto estuvo de atropellar a alguien y de estrellarse contra una farola. Su conductor dio positivo, con una tasa que multiplicó casi por seis la tasa máxima de alcohol. Lo pillaron agentes de la Policía Municipal cerca de Quatre Vents el domingo a la 1.30 de la madrugada.

A la 1.15, el sistema de emergencias 112 derivó a la policía local la llamada de la conductora de un vehículo que avisaba de un camión con trayectoria errática: transitaba zigzagueante por la calle del Falciot, en Can Palet de Vista Alegre. La mujer dijo al agente con el que habló que el camión había estado en un tris de atropellar a un peatón y de colisionar con una farola. Era un peligro público.

Unidades del cuerpo local buscaron el vehículo pesado y lo encontraron junto a una gasolinera de la carretera de Martorell. Y lo pararon. La prueba que el conductor, de nacionalidad española, realizó allí mismo ya arrojó un resultado de 0,86 miligramos.

No lo pudo retirar la grúa
Los tests que llevó a cabo en la Jefatura dieron tasas de 0,84 y 0,80. Los camioneros no deben sobrepasar los 0,15 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en caso de llevar vehículos de más de 3.500 kilos y, según la policía, el camión interceptado sobrepasaba ese peso. Como Egarvia no podía retirarlo, el camión quedó inmovilizado hasta que un conductor habilitado se hizo cargo de él. La policía tomó declaración a los testigos que habían visto deambular el vehículo.

El viernes por la tarde, el conductor de un coche dio positivo, con tasa de 0,30, después de una colisión que se saldó con una persona lesionada (una mujer sufrió heridas en la boca) en la avenida de Santa Eulàlia. La Policía Municipal abrió diligencias penales el sábado, a las cuatro de la madrugada, a un individuo que arrojó niveles de 0,69 y 0,72 miligramos tras ser interceptado en la calle de Alcoi. El domingo un conductor duplicó la tasa máxima (dio 0,54) en la calle de la Ancianitat, al igual que otros dos minutos después en la avenida de Josep Tarradellas y la del Abat Marcet, respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook