La sala Vinilo ofrece un segundo homenaje a la discoteca Macxim

20.11.2015 | 04:23
La sala Vinilo recuperará hoy temas de baile de los ochenta y los noventa.
La sala Vinilo recuperará hoy temas de baile de los ochenta y los noventa.

La sala Vinilo (en la calle Còrdova, 40) invita hoy a sus clientes a rememorar el espíritu y la música de la discoteca Macxim, en el segundo tributo que ofrece la sala a la mítica discoteca, hace años desaparecida. El primer recuerdo que se ofreció fue en 2013.

Tal como ya ocurrió en aquella ocasión, se volverá a recuperar al que fuera su discjockey más emblemático, Lluís Romera. Este profesional fue el discockey de la sala durante sus ocho o nueve primeros años. Posteriormente, tras un paréntesis de un lustro trabajando para otras salas, a principios de la década de los noventa volvió a la cabina de Macxim, donde permaneció otros ocho años más. La sala Macxim estuvo abierta entre los años 1979 y 2005, en su local del paseo 22 de Julio.

Para rememorar aquellas épocas el pinchadiscos recuperará temas de baile de los ochenta y los noventa. Cabe subrayar que Lluís Romera era reconocido por una característica poco común para un DJ: la falta de un brazo.

Las entradas para la fiesta de homenaje a Macxim cuestan 10 euros, e incluyen dos cosumiciones.

Mañana otras de las salas del grupo, Panorama (en el paseo 22 de ulio, 619) presenta a partir de las once de la noche el concierto de Loco Cadillac Solitario, la primera banda tributo oficial y reconocida por Loquillo.

El repertorio de la banda está basado en las canciones de Loquillo en sus diferentes etapas (desde Los Intocables o Trogloditas, hasta sus éxitos más recientes ) y que la banda lleva a su terreno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook