LOS ESTRENOS DE CINE EN TERRASSA

Ocho apellidos muy sosos

20.11.2015 | 04:24
Ocho apellidos muy sosos

“Ocho apellidos catalanes”, de Emilio Martínez Lázaro, es la secuela de “Ocho apellidos vascos” –la película más taquillera de toda la historia del cine español– y confirma lo que dice el tópico acerca de las segundas partes. Si en la primera los guionistas se inspiraron en el clásico tema de las comedias de enredo del personaje que se hace pasar por quien no es y se mete en un lío del que no sabe cómo salir, en esta ocasión nos proponen un (malísimo) cruce entre “Historias de Filadelfia” de George Cukor y una variante de “Goodbye, Lenin”, con el protagonista presentándose en la boda de su ex para impedir que se case con otro porque sigue enamorado de ella, mientras el nuevo novio, un rico pintor catalán, urde una farsa para hacer creer a su abuelita que Catalunya ya se ha independizado de España. Los chistes a costa de catalanes, andaluces y vascos son inofensivos porque no pretenden molestar a nadie sino, por el contrario, buscar la complicidad. Lo malo es que son tan sosos y previsibles que, en lugar de risas, causan bostezos. Algunos incluso están repetidos de la primera parte. El guion acumula un tópico detrás de otro y la única sorpresa es que, oyendo los diálogos de Dani Rovira y Karra Elejalde, cualquiera pensaría que Euskadi ya hace años que es independiente. Por lo que respecta al reparto del film, la mejor de lejos es Belén Cuesta. Lástima que su papel sea tan corto. Dani Rovira sigue demostrando su talento para imitar acentos, Rosa M. Sardà jamás nos convencerá de que tiene ochenta y pico de años, aunque la culpa no es suya sino de los maquilladores que le han quitado arrugas en lugar de añadírselas, Karra Elejalde está (deliberadamente) pasadísimo de vueltas, Clara Lago pone cara de enfadada durante casi todo el metraje, Berto Romero está desaprovechado en un personaje carente de interés y Carmen Machi tiene mucha química con la Sardà. (Cinesa).

“Grandma”, de Paul Weitz, es una divertida comedia con abundantes toques feministas, protagonizada por una abuela que intenta ayudar a su nieta adolescente a conseguir una cantidad de dinero que la chica necesita urgentemente. Lily Tomlin está “nominada” por el papel al premio Gotham, que se entregará el próximo día 30. Con una estructura similar a la de “Flores rotas” de Jarmusch, aunque el argumento es diferente, la película muestra los sucesivos encuentros de la protagonista con personas de su pasado con las que tiene cuentas emocionales pendientes. Se beneficia de un buen guion, un metraje ajustadísimo y sobre todo de unas grandes interpretaciones de todo el reparto (a señalar que es la película póstuma de Elizabeth Peña, fallecida hace un año). La anécdota es que el viejo coche de la abuela es una pieza de coleccionista propiedad, en la vida real, de la propia Lily Tomlin.
Intérpretes: Lily Tomlin, Julia Garner, Marcia Gay Harden, Sam Elliott, Judy Greer, Elizabeth Peña. (Catalunya, VOSE y doblada).

“I am your father”, de Toni Bestard y Marcos Cabotà, es un documental sobre David Prowse, el actor inglés que se ocultaba bajo la máscara de Darth Vader en las películas de la serie “Star Wars”, que tuvo unas críticas buenísimas cuando se pasó en el último festival de Sitges, donde no sólo hizo las delicias de los “fans” de “La guerra de las galaxias” sino de toda clase de cinéfilos por las interesantes revelaciones que contiene y el carisma del personaje. Además, constituye un homenaje a todos aquellos actores anónimos que se han ocultado bajo una máscara por exigencias del guion. Documental. (Cinesa).

“Mistress America”, de Noah Baumbach, es una comedia a ratos simpática y a ratos satírica –algunos personajes secundarios son bastante cretinos– sobre la complejidad de las relaciones humanas. Está protagonizada por una chica que quiere ser escritora y su “futura hermana” –el padre de una va a casarse con la madre de la otra–, que es una joven bohemia y un tanto inmadura pero encantadora. Sin que ésta última lo sepa, la otra utiliza sus vivencias para escribir un relato con el que espera ser admitida en el club literario de la universidad. Tiene puntos de contacto con anteriores películas de Baumbach como “Mientras seamos jóvenes” y “Frances Ha”, ésta última también escrita por Greta Gerwig. La protagonista, Lola Kirke, está “nominada” a los premios Gotham.
Intérpretes: Lola Kirke, Greta Gerwig. (Cinesa).

“Sonata per a violoncel”, de Anna Bofarull, es un melodrama tirando a lacrimógeno sobre una mujer que vive consagrada a la música hasta que le diagnostican fibromialgia. La enfermedad coincide además con la muerte de su padre y la visita sorpresa de una hija que le reprocha haber sido siempre una mala madre. Cuenta con excelentes interpretaciones y una atractiva banda sonora aunque a ratos parece un telefilm de TV3 (pero el doble de largo) de esos que son todos iguales, independientemente de quien los dirija o del tema que traten. La curiosidad es la presencia en el reparto del terrassense Jan Cornet.
Intérpretes: Montse Germán, Juanjo Puigcorbé, Jan Cornet, Marina Salas. (Catalunya, versión original en catalán).

“Amy”, de Asif Kapadia, es un documental sobre Amy Winehouse que hace hincapié en su faceta de creadora y compositora pero que tampoco descuida el perfil psicológico del personaje, dando a entender que el comportamiento autodestructivo que la condujo a la muerte era culpa de su falta de autoestima. La película obtuvo unas críticas buenísimas en Cannes pero también la repulsa de los familiares de la artista y de su exmarido, que previamente ya se habían negado a colaborar en la producción. Documental. (Filmoteca, Club Catalunya VOSE).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook