El campus de la UPC forma a científicos de élite en fenómenos climáticos

19.11.2015 | 05:56
Foto de familia del grupo de científicos y formadores en Viena, donde se clausuró el proyecto formativo.
Foto de familia del grupo de científicos y formadores en Viena, donde se clausuró el proyecto formativo.

El campus de la UPC de Terrassa es sinónimo de excelencia en investigación y también en formación. Este campus acaba de finalizar con nota alta el proyecto europeo Learning About Interacting Network in Climate (LINC) por el cual ha formado una nueva generación de científicos de élite para analizar y predecir los fenómenos climáticos con metodologías innovadoras que se aplican para estudiar sistemas tan complejos como el cerebro humano, la red de internet o la economía mundial.

El proyecto formativo de alto nivel en el estudio del clima, sus cambios y repercusiones arrancó bajo el paraguas del programa marco de la Unión Europea "Marie Curie" y ha contado con una financiación de más de 3,7 millones de euros. El trabajo se inició en diciembre de 2011 y se clausuró con un congreso internacional en Viena. A lo largo de este tiempo se ha impartido formación a los jóvenes científicos de todo el mundo a través de seminarios presenciales y en la red.

La coordinación del proyecto internacional se debe a Cristina Masoller, doctora en Física, profesora e investigadora del departamento de Física y del grupo de investigación de Dinánima no Lineal, Óptica no Lineal y Lásers (DNOLL) de la UPC. Masoller ha subrayado que "este programa ha proporcionado una formación de excelencia y ha generado una gran volumen de conocimiento de gran interés para la comunidad científica internacional sobre los fenómenos climáticos que se producen en el mundo".

Primeros frutos
El programa ya empezado a dar sus frutos. Por un lado, el grupo ha desarrollado un nuevo "software" para analizar grandes bases de datos que facilita su actividad investigadora. De otro, ha generado, durante el periodo de formación, 27 artículos publicados en revistas científicas internacionales de prestigio en el ámbito del clima así como tesis doctorales.

Uno de los jóvenes investigadores, Giulio Tirabassi, ha creado un nuevo modelo de análisis de "big data" capaz de confirmar si la información que se extrae de la observación de determinados fenómenos complejos es correcta. Este sistema es como si se tratara de una "llave maestra" apta para abrir muchas puertas, ya que correlaciona los datos disponibles sobre fenómenos complejos y crea modelos que confirmar o desmienten la valoración de estos datos. Este nuevo modelo sería muy útil, por ejemplo, para confirmar o desmentir la afectación del Niño en diferentes partes del Planeta.

Más aportaciones
Otro de los trabajos que han iniciado su andadura es el descubrimiento de un sistema capaz de anticipar el punto de no retorno que un determinado fenómeno climático puede causar y que pueden ir desde las corrientes oceánicas a la desertización de grandes espacios naturales sometidos a irregularidades de lluvia durante largos periodos de tiempo. El proyecto LINC ha contado con la participación de nueve socios: seis universidades y tres empresas de Alemania, Holanda, Israel, Uruguay, España y Francia. De estos países proceden también los quince investigadores que han participado en este programa "Marie Curie". Por el Estado español han participado cuatro científicos que son Juan Ignacio Deza y Giulio Tirabassi , ambos de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC); y Víctor Rodríguez y Enrico Ser Giacomi, de la Universitat de les Illes Balears.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas