Sucesos

Intenta huir tras un accidente con una niña de 5 años herida

17.11.2015 | 04:22

La colaboración de testigos y la presentación rápida de un agente de la Policía Municipal impidieron el viernes por la tarde la huida de un conductor después de un accidente en el que resultó herida una niña de 5 años. El conductor acabó imputado: multiplicó por cuatro, y algo más, la tasa máxima de alcoholemia permitida.
La colisión, por alcance, tuvo lugar en la calle de Provença poco antes de las seis de la tarde. Un testigo alertó a la policía acerca del accidente y de las intenciones de huida de uno de los implicados. Dos unidades policiales acudieron al punto de la colisión, y una ambulancia, pues el informador advirtió de que una niña había sufrido lesiones. La pequeña, que se dolía de las cervicales, fue atendida por personal sanitario y trasladada al Hospital de Terrassa. El supuesto causante del choque no pudo marcharse. No era difícil apreciar su embriaguez, bastante evidente.

Delito
Tuvo que soplar, y ya la primera prueba arrojó un resultado demostrativo de su estado: 1,15 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Los tests de precisión dieron tasas muy similares: 1,14, más de cuatro veces el nivel máximo permitido en la conducción, que es de 0,25. El sujeto fue imputado por un delito contra la seguridad del tráfico y la policía contactó con Eco-equip para que limpiase la calzada de restos del accidente.
Los agentes debieron emplear sepiolita para absorber una mancha de aceite vertido a resultas de la colisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook