Éxito de ventas del parche que mide el nivel de glucosa

17.11.2015 | 04:22
Dispositivo para medir la glucosa que funciona con un sensor y no requiere de pinchazos.
Dispositivo para medir la glucosa que funciona con un sensor y no requiere de pinchazos.

Tras la confusión acaecida en el reportaje publicado el pasado sábado a continuación se explican detalladamente las características, condiciones y diferencias entre los dos parches "inteligentes" para diabeticos.
Cada vez son más los intentos de hacer más fácil el día a día de las personas con diabetes. Así, el laboratorio Abbott España ha lanzado recientemente un revolucionario medidor de glucosa continuo llamado Abbott Freestyle, que se presentó en Viena hace apenas un año. Este producto nació con el objetivo de desplazar las tradicionales medidas que impiden llevar una vida lo más normal posible, especialmente los molestos pinchazos.

El sistema incluye dos elementos: un sensor con forma de parche en un brazo (sensor cutáneo de glucosa intersticial) del tamaño de una moneda de dos euros y que se coloca en la parte posterior del brazo. Hay que tener en cuenta que el parche dura 14 días.

Este sensor mide la glucosa cada minuto en el líquido intersticial a través de un pequeño filamento que se inserta debajo de la piel y la mantiene en su lugar con una pequeña almohadilla adhesiva. Por otro lado hay un dispositivo lector inalámbrico de pantalla táctil con forma de teléfono móvil pequeño. El receptor se pasa por encima del parche (incluso sobre la ropa) y éste almacena los datos hasta 90 días. Cada análisis muestra un resultado de glucosa en tiempo real, una tendencia histórica y la tendencia de la glucosa en sangre. El software de sistema de Abbott permite que los datos se presenten de forma sencilla con un gráfico visual tanto para los profesionales sanitarios como para los pacientes. El receptor no recibe constantemente los datos, sino que habrá que "escanear" el parche para recibir la información actualizada.

Este es el dispositivo que desde la delegación terrassense de la Associació de Diabètics de Catalunya afirman que se ha agotado del gran éxito que ha tenido. De hecho, según afirma el secretario de ADC-Terrassa, Enric Aparicio, la popularidad entre las personas que padecen diabetes fue tal que "se agotaron las existencias -de estos medidores- en los primeros meses de ventas". Ahora, los clientes que quieren obtenerlo deben apuntarse a una lista de espera que es de unos dos meses de media. La comercialización la hace tan solo la empresa Abbott a través de Internet.

Por otro lado, el mismo secretario advierte que este nuevo invento de momento no es recomendable para menores de 18 años, "aunque desconocemos el porqué". En este sentido el secretario de la asociación aconseja hacer caso a las recomendaciones porque, explica, se trata de un dispositivo que sale "muy caro".

Dentro de poco, aunque no se sabe la fecha exacta, la ADC de Terrassa tiene previsto realizar un acto para explicar a la ciudadanía qué es este parche, las ventajas y los inconvenientes que puede conllevar así como resolver aquellas dudas que se hayan podido generar. Tenían previsto realizar esta jornada antes de las vacaciones, pero "al acabarse las existencias pensamos que la mejor idea era esperar a tener alguno, al menos para poder hacer la demostración y que la gente lo pudiera ver", comenta el secretario de ADC, Enric Aparicio.

Parche inteligente
Por otro lado, un grupo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, ha creado un dispositivo, de momento en pruebas, que podría ser una alternativa indolora para mantener a raya el azúcar en sangre. Se trata de un invento capaz de detectar los incrementos en los niveles de azúcar en sangre y determinar la dosis necesaria de insulina en cada momento.

Del tamaño de una moneda, el parche tiene más de un centenar de agujas diminutas del tamaño de una pestaña. Estas "microagujas" están llenas de unidades de almacenamiento microscópicas de insulina y enzimas de detección de la glucosa que liberan rápidamente su carga cuando los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos. El estudio que se publicó a finales de junio en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS), demostró que este parche, indoloro, disminuía la glucosa en sangre en un ratón con diabetes de tipo 1 durante nueve horas. De hecho, de momento tan solo se ha probado en ratones.

Según uno de sus autores, el profesor Zhen Gu, "hemos diseñado un parche para la diabetes que trabaja rápido, es fácil de usar". Además, explica, "todo el sistema se puede personalizar para tener en cuenta el peso de una persona y la sensibilidad a la insulina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook