Más de un kilo de maría en un bote de pintura

13.11.2015 | 04:23

Transportaba más de un kilo de marihuana en un coche que la policía paró en un control de seguridad realizado el miércoles en Les Fonts. Llevaba el cannabis en un bote de pintura, y, a pesar de no ser el conductor, reconoció que la hierba era suya. Y fue detenido.
Agentes de la Policía Municipal habían montado un operativo de seguridad ciudadana en la plaza de la Estació de Les Fonts. Un control rutinario que esa tarde fructificó para los guardias. Éstos pararon un vehículo e identificaron al conductor y su acompañante. Y registraron el automóvil, como es de rigor en esas circunstancias.

Entonces llegó la sorpresa. Saltó al escudriñar el maletero. Allí encontraron los agentes un bote de pintura, una suerte de cubo; pero en su interior no había pintura, sino marihuana.
La policía afirma que la hierba estaba preparada para su venta, y que el recipiente contenía un kilogramo y 46 gramos de cannabis. Una cantidad de importancia que no parecía compatible con el autoconsumo y que, por el contrario, era supuestamente constitutiva de un delito contra la salud pública, de tráfico de drogas. Estaba en el maletero, pero el conductor no era su dueño. El acompañante se autoinculpó; dijo que la marihuana era suya, y acabó detenido. Además, lleva encima una bolsita con 3,5 gramos de maría y un machete en la mochila, lo que le acarreó sendas denuncias administrativas. Antes de llevarlo a la Jefatura los agentes trasladaron al arrestado, español y de 35 años, a Mútua porque estaba en tratamiento odontológico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook