Encuentran muerto al hombre desaparecido el martes

12.11.2015 | 16:24
En el espectacular operativo de busca participaron unidades caninas.
En el espectacular operativo de busca participaron unidades caninas.

El dispositivo de búsqueda de Vicente Roldán, vecino de Sant Llorenç se ha suspendido al mediodía, cuando su cuerpo ha sido hallado sin vida en las proximidades de Can Petit. No había noticias sobre el paradero de este hombre de 69 años desde que salió de su domicilio el martes por la mañana y no volvió. Los servicios de emergencias habían buscado durante el martes por la noche, todo el miércoles y esta misma mañana por los alrededores de la avenida de Font i Sagué, la carretera de Castellar y la calle de Tàrrega. O sea, por Can Petit, Can Montllor y La Grípia. Unidades de la Policía Municipal se habían sumado a la labores de búsqueda del dispositivo de Mossos y Bombers que habían contado con un helicóptero de Bombers y de una unidad canina del mismo cuerpo.

Vicente Roldán Urbano padecía una depresión, aunque estaba sometido a tratamiento. Su hija Juani lo vio el lunes. No apreció nada extraño en su comportamiento e incluso llegaron a bromear sobre el tamaño del móvil de Vicente. Juani le aconsejó que lo cambiase por otro para visionar las fotos mejor. El hombre, vecino de Sant Llorenç, había regresado la semana pasada de Granada, donde había pasado los dos últimos meses. De allí es su esposa, aunque él nació en la población cordobesa de Nueva Carteya. Allí, en Granada, "se encontraba muy a gusto".

El martes, poco antes de las diez de la mañana, salió a caminar, como era costumbre en él. A la una del mediodía lo esperaban en casa. No llegó a la hora convenida. Su familia aguardó un rato antes de dar la voz de alarma, para no caer en la precipitación. A lo mejor una liviana razón le había hecho retrasarse. Pero los malos presagios se impusieron, y la inquietud cundió entre sus parientes, que resolvieron avisar a los servicios de emergencias. La policía preguntó a los familiares por sus hábitos de paseo. La respuesta: solía caminar por la carretera de Castellar y la calle de Tàrrega, por Can Petit. A veces iba a un centro social de Les Arenes.

A ese sector acudieron las dotaciones de Bombers y Policía Municipal y Mossos d'Esquadra cuando, a partir de las 4.30 de la tarde, se puso en marcha el operativo de rastreo, en el que participó entre las cinco y las 5.40 un helicóptero de los bomberos. Una unidad canina del mismo cuerpo trabajó en la busca; los perros olfatearon antes ropas del desaparecido.

El vasto operativo, que instaló su puesto de mando junto a la rotonda de Can Petit, se interrumpió poco antes de la una de la madrugada de ayer. Se reemprendió antes de las ocho de la mañana, con agentes de a pie y con un helicóptero de mossos. Y, de nuevo, con una unidad canina y con miembros de agrupaciones de defensa forestal. Había policías desplegados en La Grípia y zonas boscosas de Torrebonica, y en la Font de Les Canyes; también en Can Petit y el flanco próximo a Can Bogunyà y Can Carbonell, entre la avenida de Lacetània y Matadepera.

A Vicente se le buscó en espesas zonas arboladas, en vaguadas, en barrancos. Fotos con la imagen del desaparecido recorrieron redes sociales de internet y aplicaciones de mensajería instantánea. Su retrato se repartió entre los participantes en el rastreo. Alguien dijo haberlo visto por Can Salas, pero la policía no pudo confirmar esa pista.

Ampliación en nuestra edición impresa de mañana


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook