La CUP pide una moratoria a grandes supermercados

12.11.2015 | 04:23
La CUP pide una moratoria a grandes supermercados
La CUP pide una moratoria a grandes supermercados

La Candidatura d'Unitat Popular presentará una propuesta de resolución al pleno de noviembre solicitando una moratoria en la implantación de nuevas grandes superficies comerciales en la ciudad. La formación reacciona así a la apertura en Terrassa, en apenas mes y medio, de una gran tienda de MediaMarket en Parc Vallès, un hipermercado Esclat en la avenida de Josep Tarradellas, en la antigua fábrica Agut, y un tercer Aldi en la carretera de Matadepera, además de la expansión de cadenas como Caprabo, Condis o Mercadona, que continúan abriendo nuevos establecimientos en la ciudad.

Nuevo impuesto
La CUP cree "preocupante" la proliferación de nuevos supermercados, un fenómeno que define como "colonización" y que "es vendida por el Ayuntamiento y por los lobbys económicos como una buena noticia", cuando en realidad, "los puestos de trabajo que genera los destruye por otro lado".
La formación política propone una moratoria en el término municipal para nuevos establecimientos que superen los 800 metros cuadrados, lo que incluye espacios en trama urbana a partir de la unión de varios terrenos o locales.

Además, la formación independentista pide que el Ayuntamiento retire las bonificaciones en el IAE a las grandes superficies y propone un impuesto para las ya existentes que grave "un modelo económico que produce importante repercusión y costes sociales".

La CUP está convencida de que, lejos de disparar el consumo, la apertura de nuevas grandes superficies "modificará los hábitos del comprador", que "dejará de ir a las tiendas de su barrio, deslumbrados por las ofertas de los grandes peces capitalistas". De esta manera "la creación de riqueza es una falacia, ya que el beneficio que antes revertía en los pequeños comerciantes egarenses, ahora marcha hacia los amos de los nuevos grandes supermercados"

El modelo económico de las grandes cadenas, sostiene la CUP, "maximiza beneficios a costa de rebajar las condiciones laborales de su plantilla" y de "explotar los contratos con los productores de sus productos de marca blanca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook