Doscientas treinta personas participan en el congreso GLS

07.11.2015 | 04:24
Los asistentes llenaron la planta baja del auditorio de la Església Evangèlica Unida.
Los asistentes llenaron la planta baja del auditorio de la Església Evangèlica Unida.

Unas doscientas treinta personas participan entre ayer y hoy en la cumbre mundial de liderazgo The Global Leadership Summit (GLS), que se celebra en la Església Evangèlica Unida (avenida de Béjar, 299). El congreso tuvo lugar en la ciudad norteamericana de Chicago el pasado mes de agosto y ahora se retransmite en diferido el auditorio de la iglesia terrassense, en un acto organizado por la Fundació Privada Goel en colaboración con la EEUT. En las mismas fechas, también se retransmite en ciudades de Holanda, Sri Lanka, Zambia y el Reino Unido, entre otros.

La iniciativa nació hace veinte años de la mano de la asociación Willow Creek, situada cerca de Chicago, con el objetivo de ofrecer conferencias de liderazgo en valores impartidas por profesionales de diversos ámbitos. Se prevé que el GLS llegue este año a más de 260 mil personas de 875 ciudades y 120 países de todo el mundo, en diferentes fechas.

La cumbre empezó ayer en Terrassa con las palabras del pastor principal de la Església Evangèlica de la ciudad, Andreu Dionís, que destacó que "adquirir habilidades para el liderazgo es una necesidad imperante en un mundo volátil y ambiguo". Ruth Giordano, gerente de The Global Leadership Summit Terrassa, explicó que el objetivo de la cumbre es "claro y específico" y que consiste en "inspirar y equipar a los líderes de todo el mundo". "Serán dos días para reflexionar y tomar retos personales", aseguró.

La primera de las ocho sesiones del GLS consistió en la retransmisión de la conferencia del fundador y pastor principal de la Willow Creek Community Church, entidad que creó el congreso. Hybels explicó que "el liderazgo no intenta imponer ideas sino que consiste en mover personas y organizaciones hacia situaciones más buenas". El pastor protestante presentó a los asistentes los cinco intangibles del liderazgo: el coraje, la autoconciencia, el ingenio, el amor abnegado y el hecho de crear un sentido de significado, es decir, la creación de un porque, de una motivación que guíe los actos.

Antes de comer, los inscritos a la cumbre escucharon también las palabras del cofundador de Pixar Animation Studies y presidente de Walt Disney Animation Studies, Ed Catmull, que habló de la importancia de la creatividad en un líder, y al profesor de la Facultad de Administración de Empresas en Wharton, Adam Grant. Por la tarde, la ex directora ejecutiva de Hewlett Packard, Carly Fiorina, trató la definición de liderazgo y el pensador empresarial Bill Collins habló de las empresas que destacan.

Hoy será el turno de otros seis ponentes entre los que se encuentran el fundador y pastor principal del Daystar Christian Centre en Nigeria, Sam Adeyemi, que hablará sobre cómo derribar el abismo de poder, la presidenta de The Wiseman Group, Liz Wiseman, que explicará su perspectiva sobre la inteligencia de los novatos y la antigua presidenta de Bank of America's Global Wealth and Investment Management Sallie Krawcheck, que contará su experiencia en The Wall Street entorno a los conceptos de liderazgo y ética.

La asistencia a la cumbre tiene un precio de sesenta euros e incluye los materiales de las ponencias, los tentempiés de los descansos y el almuerzo de los dos días. Los que quieran pueden, además, adquirir los vídeos de las conferencias para usarlos en sus organizaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas