El Ampa de Can Roca exige un plazo de obras para el instituto

06.11.2015 | 04:22
El alcalde Jordi Ballart visitó ayer el Institut Can Roca y se reunió con los padres.
El alcalde Jordi Ballart visitó ayer el Institut Can Roca y se reunió con los padres.

La asociación de madres y padres del Instituto (INS) Can Roca y el gobierno municipal, con el alcalde Jordi Ballart al frente, hicieron visible ayer, tras una reunión, que trabajaran juntos para exigir a Ensenyament que construya el instituto lo antes posible. Ampa y Ayuntamiento consideran que el Govern debe concretar un calendario de obras y que, en su opinión, este debería arrancar en 2016 para que el centro esté listo en 2017.

Esta es la postura que Ampa y Ballart, junto con la concejal de Educación, Rosa Ribera, defenderán ante los responsables de la conselleria y la delegación territorial. El presidente del Ampa, Jordi Anton, insistió en que el instituto, situado en barracones en la avenida de Bèjar, acusa muchos déficits. "No hay sala polivalente, ni biblioteca, ni sala de actos, ni pista polideportiva. Los patios no están en condiciones y más cuando llueve. Estudiar en módulos uno o dos cursos está bien pero tres ya no", se lamentó para añadir que "el nuevo edificio debería funcionar el próximo curso 2016-17".

En su turno, el alcalde Jordi Ballart suscribió la preocupación y también el malestar del Ampa. "Nos comprometemos a dar nuestro apoyo y a sumar esfuerzos. Este equipamiento no es sólo para el distrito sino también para la ciudad porque la demanda en secundaria crece y hay que dar respuesta". Y, en este contexto, el alcalde agregó que "pediremos reuniones con el nuevo Govern y el nuevo conseller o consellera (la actual consellera Rigau ya ha avanzado que no continuará) y exigiremos un calendario. Para nosotros, este instituto debería estar listo en 2017".

La reunión de ayer del Ampa del INS Can Roca con el alcalde Jordi Ballart forma parte de la campaña de movilización que lleva a cabo la entidad para presionar a Ensenyament para que avance las obras del centro.

Ensenyament pide calma
Desde la conselleria de Ensenyament, sin embargo, manifestaron que respetan la postura de los padres y del Ayuntamiento pero pidieron calma. "No hay que ponerse nervioso", aseguró el director territorial Lluís Baulenas. "Estos proyectos tienen un tiempo de desarrollo y no se pueden adelantar. Tanto da que haya protestas o no". Baulenas reiteró que "todo va al ritmo previsto, lo que garantiza que estos institutos (indicando también el de Les Aimerigues) van adelante". Baulenas siguió sin comprometerse a una fecha. "Esto no es posible porque no lo sabemos y no se pueden crear falsas expectativas. Lo único que hay es el compromiso de que se construirán".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook