Fete-UGT da un suspenso a la política universitaria de Rajoy

04.11.2015 | 08:04
Clases en el campus de la UPC en Terrassa. El sindicato UGT se queja de los recortes.
Clases en el campus de la UPC en Terrassa. El sindicato UGT se queja de los recortes.

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza (Fete) del sindicato UGT ha pasado balance a la política universitaria que ha llevado a cabo el gobierno de Mariano Rajoy en los últimos cuatro años de mandato. Tras recopilar y analizar diversos datos, el sindicato alerta que "la enseñanza superior pública en el Estado español se halla hoy en un deterioro importante debido a la consolidación de los recortes que han afectado tanto al propio sistema como a su personal".

Desde Fete-UGT, Ramon Sans, de Terrassa, y secretario de universidades por este sindicato a nivel estatal, subraya que "el déficit ha aumentado y la plantilla se ha reducido, al igual que ha disminuido el número de estudiantes de grados y másters, así como los fondos aportados por las administraciones a las universidades públicas".

Los datos
El sindicato argumenta sus quejas con datos. Expone que en 2011 las cuentas del 53 por ciento de los centros públicos presentaban un saldo negativo y que un año más tarde, en 2012, esa cifra era ya del 64 por ciento, lo que representa un aumento de un once por ciento en tan sólo un año. Al respecto añade también el decremento en la financiación ajena total de las universidades que en sólo un curso, entre 2011-12, registró una caída de 842 millones, un once por ciento. Un porcentaje elevado si se tiene en cuenta que durante toda la legislatura anterior a Rajoy, la comprendida entre 2008 y 2012, cuando gobernaban los socialistas, la aportación bajó un quince por ciento.

Fete-UGT también se ha fijado en la plantilla de trabajadores. En este capítulo, el sindicato cifra durante el periodo que va desde 2011- a 2014, una reducción de 5.550 personas en el grupo de personal docente e investigador, tanto en el sector del funcionariado como laboral; así como de 2.151 personas en el área de personal de administración y servicios (PAS).

En el cómputo global estima que se ha perdido un 5,6 por ciento de la plantilla. A todo ello, el sindicato suma también una pérdida de estudiantes (entre 2012 y 2015 han contabilizado una caída de un 7,3 por ciento) en grados y másters. UGT atribuye este descenso a la gran oferta de centros superiores, especialmente privados, pero también al aumento de tasas y a la reducción de becas al estudio y de ayudas por movilidad. Sobre lo expuesto y denunciado, Sans, de Fete-UGT, reclama a los partidos políticos que concurren en las próximas elecciones generales del 20-D que tengan en cuenta sus propuesta y las incorporen a sus programas electorales con el fin de subsanar el déficit.

Al respecto, el profesor explica que "el objetivo que perseguimos es una universidad más moderna, eficaz y exigente". Para ello, el representante sindicalista considera que hay que mejorar tanto la actividad docente e investigadora como la gestión. Solicitan que se desarrolle el estatuto del PDI (Personal Docente e Investigador) para que tenga las mismas condiciones de promoción que la mayoría de trabajadores de la administración pública.

Mapa de titulaciones
Piden también elaborar un mapa de titulaciones ligado a la financiación de las universidades. En este sentido, Sans subraya que "este mapa es necesario porque en la actualidad el catálogo de grados y másters varía años tras año y esto hace muy difícil adjudicar un presupuesto fijo. Nosotros pensamos que el mapa de titulaciones debería acotarse a un plazo de tiempo para así asegurar las aportaciones".

En plantillas solicitan eliminar la tasa de reposición para así evitar contratos temporales y dar más margen de maniobra a cada universidad sobre el personal que necesita. Por último piden también el replanteamiento de la políticas de becas y que estás estén contemplen el factor movilidad. También consideran oportuno un plan de promoción y ayuda al profesorado para el estudio del inglés, debido a la internacionalización de la universidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook