Masías de Terrassa: pasado y presente

29.10.2015 | 04:22
Inauguración de la exposición "Masies de Terrassa. Fotografia antiga i actual".
Inauguración de la exposición "Masies de Terrassa. Fotografia antiga i actual".

Casi todos tenemos un origen rural, más o menos lejano, y, por lo tanto, antecesores cuya vida estuvo vinculada, en mayor o menor medida, con las casas de campo, y de ahí el nostálgico y creciente interés de los catalanes por las masías. El pasado año, Arxiu Tobella y la Fundació Sant Galderic organizaron una exposición de fotografías antiguas de masías terrassenses, que reveló el rico patrimonio de arquitectura rural de la ciudad, y cuyo éxito un tanto inesperado impulsó a las entidades a seguir trabajando el tema. El resultado es esta segunda y más amplia exposición que bate récords de visitantes. Anteayer había sido vista por unas 1.400 personas, doscientas de las cuales asistieron a su inauguración.

En esta ocasión se presentan, contrapuestas, imágenes antiguas y actuales de 33 masías locales que aún se conservan, y también de antiguas de otras catorce ya desaparecidas. Las fotografías actuales han sido realizadas durante los dos últimos años por Montse Saludes. Cada masía cuenta con su propio plafón, en el que se indica ubicación y siglo de su primera documentación (de algunas como Can Bonvilar y Ca N'Anglada, es el XI).

La exposición se convertirá, a finales del mes próximo, en el libro "Masies de Terrassa. Recull fotogràfic, històric i genealògic", destinado a convertirse en un título importante de la bibliografía local.

El autor del texto, Esteve Canyameres i Ramoneda, ofreció el martes una conferencia en la que durante una hora y media deleitó con su apabullante erudición sobre el tema. Técnico agrícola, historiador y "uno de los genealogistas más reconocidos que tenemos en Catalunya", Ramon Palau, presidente de la Fundació Arxiu Tobella lo presentó, sobre todo, como "un hombre que ama la tierra". Canyameres comenzó recordando que "mas" es el conjunto de la explotación agrícola y sus tierras -una unidad de producción- y "masía", la casa sola. En Terrassa, los masos comienzan a aparecer en la documentación precozmente, a finales del siglo XI. ¿Por qué se crean? Muy fácil. "Yo tengo unas tierras. ¿Cómo las hago producir? Pues marco un territorio concreto y le pongo una familia."

El principio del final: la filoxera
Canyameres repasó toda su evolución, punteada por las pulsaciones climáticas, la peste, las "cazas de brujas", las guerras de "remences", el cólera, la expansión de los grandes masos a partir del siglo XVII. La explosión de la viña impulsó la industria catalana y motivo el período conocido como la Febre d'Or, que finalizó con la llegada a Catalunya de la filoxera, en 1879. "Con la filoxera, el mundo de los masos entra en crisis, y estas casas de payés dejan de evolucionar". Canyameres habla así de masías "fosilizadas" en el siglo XIX, como la de Can Boada del Pi de Terrassa.

La última parte de su conferencia la dedicó a explicar detalles de la historia de diversas masías, sus puertas y estructuras como "la sala" ("donde solo se hacían actos muy serios"), el "barrio" (todo lo de fuera de la casa) o las "golfes", "que aparecen a partir del siglo XVIII, porque los cultivos que vienen de América se han de poner a secar".

La exposición "Masies de Terrassa" ha formado parte de la programación de la Festivitat de Sant Galderic. La programación también ha incluido este año una conferencia sobre las variedades tradicionales de judías en Catalunya, una misa en la parroquia de Sant Josep,

LOS DATOS
Exposición "Masies de Terrassa. Fotografia antiga i actual"
Lugar Arxiu Tobella
Fechas Hasta el día 31
Organiza Fundació Arxiu Tobella y Fundació Terrassenca Sant Galderic

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook