Biel Mesquida presenta su nueva obra en la libreria La Temerària

29.10.2015 | 04:22
El escritor mallorquín Biel Mesquida durante la presentación de "Trèmolo".
El escritor mallorquín Biel Mesquida durante la presentación de "Trèmolo".

Biel Mesquida visitó el martes la librería La Temerària para presentar su libro "Trèmolo", una recopilación de casi sesenta narraciones cortas que inciden en las historias más intimas y cotidianas del ser humano. El nombre de la librería no podía ser más oportuno, pues el autor invitó a los asistentes a temblar y emocionarse. Un público reducido pero valiente que se lanzó sin pensar para escuchar lo que el mallorquín les tenia que contar.

Pese a que estaba previsto que la presentación la llevara a cabo Emili Manzano, director de los programas de televisión Saló de lectura y L'hora del lector, éste no pudo asistir por problemas de salud y fue sustituido por el poeta y gran amigo del escritor, Eduard Escofet.

Éste describió los escritos de Mesquida como "barrocos" y con una intención de llegar a lo más profundo del lector, provocándole grandes sentimientos y haciéndole reflexionar. Para ello describe una realidad y un paisaje que le son muy conocidos, y utiliza personajes que muchas veces resultan sombríos y que solo son un instrumento para el verdadero fin: el lenguaje. La historia se convierte por tanto en un mero pretexto para descubrir nuevas formas de comunicar a través de la palabra. Un lenguaje que "no es sencillo ni es el de la calle, sino que la ha creado a base de confrontarse con ella y descubrirle matices"; según describió su amigo Eduard. Con pinceladas de poesía, esta novela fragmentada empieza cada narración con un epígrafe que conforma un resumen condensado del relato que se leerá a continuación.

Fiel a su estilo, Mesquida volvió a mostrar su parte más crítica e insurrecta, que le ha caracterizado desde que empezó su carrera, hace más de cuarenta años, pues su ópera prima, "L'adolescent de sal", sufrió la censura de un régimen franquista que agonizaba. Gracias a ello, el mallorquín se volvió más puñente si cabe y desarrolló su estilo, único y muchas veces tan real que roza la agonía.

Canto a la libertad
"Querría escribir un Objeto Literario No Identificado, un OLNI, que fuera vivo, seductor, latiente y of course un fracaso editorial". La lectura de este epígrafe por parte de Escofet hizo reiterar al autor su pensamiento anticapitalista y su férrea defensa de la libertad total. "Estoy en un momento en el que ya no existe en mí la autocensura. He perdido la vergüenza y el miedo al fracaso", confesó el escritor.

En un ambiente íntimo con no más de doce personas, Biel deleitó con la lectura de "Per dir fluixet", uno de los relatos que componen Trèmolo. Tan absorto estaba el publico que la librería cerró sus puertas media hora más tarde de lo que es habitual. De siete y media a nueve de la noche pudieron escuchar a este autor mallorquín tan especial en una presentación familiar y distendida. Y una hora y media se hizo corta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook