Revocada una multa por pisos vacíos del Ayuntamiento a Bankia

28.10.2015 | 04:22
El consistorio egarense dió un plazo de diez días a Bankia para ocupar la vivienda.
El consistorio egarense dió un plazo de diez días a Bankia para ocupar la vivienda.

El titular del juzgado de lo contencioso-administrativo número 15 de Barcelona ha revocado la multa de 5.000 euros que impuso el año pasado el Ayuntamiento de Terrassa a Bankia por tener desocupado un piso en la ciudad. La sentencia,según ha hecho público la agencia Efe, estima "totalmente" el recurso presentado por Bankia contra la resolución de ese consistorio.

El Ayuntamiento de Terrassa había dado a Bankia diez días de margen para que la entidad bancaria procediera a la ocupación de la vivienda, un plazo que el juez considera "prácticamente imposible" de cumplir.

Esta vivienda, que fue ocupada ilegalmente en marzo de este año, no ha estado vacía "más de dos años desde el requerimiento formal de ocupación efectuado por la administración (iniciado en mayo de 2013 y que acabó en junio de 2014) hasta su efectiva constatación de su presunta ocupación ilegal (en marzo de 2015)", dice la sentencia.

De esta forma, el juez de Barcelona recuerda que la ley catalana del derecho a la vivienda, aprobada en el año 2007, prevé que una vivienda vacía es aquella desocupada "permanentemente, sin causa justificada, por un plazo de más de dos años".

Con todo, la misma sentencia del juzgado número 15 de Barcelona precisa que este piso sí estuvo vacío o desocupado antes de 2013 de forma prolongada en el tiempo "más de dos años".

Proceso favorable
Esta decisión llega apenas una semana después de que el juzgado número 17 de Barcelona fallara favorablemente a favor del ayuntamiento en lo que se convirtió en la cuarta sentencia motivada por el consistorio egarense que condenaba a Bankia por tener pisos vacíos. Un hecho que desde la entidad local ven como positivo, pues consideran que al ser sentencias de diferentes jueces se está creando jurisprudencia. El proceso arrancó el pasado julio -lo que sitúo a Terrassa como pionera- y siguió en septiembre con dos sentencias favorables más que condenaron a la entidad bancaria.

Estas cuatro sentencias son las primeras de los 61 contenciosos abiertos actualmente, aunque la cifra puede variar, por lo que se esperan más dictámenes próximamente. Además, el Ayuntamiento ha impuesto 105 sanciones coercitivas. Para el alcalde, "el objetivo es llamar la atención a las entidades financieras, no es la multa, aunque sí hay que llegar, se llega". Explica también que se les ofrecen dos opciones: traspasar los pisos vacíos a la bolsa de vivienda pública u ocuparlos con inquilinos en un plazo breve y por su cuenta. El ofrecimiento, asegura, muchas veces surge efecto, sin necesidad de recurrir a sanciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook