Sustituyen cipreses de 22 de Juliol que tocan la catenaria de Renfe

27.10.2015 | 04:22
Los cipreses han alcanzado una gran altura y se acercan al cableado eléctrico de la catenaria.
Los cipreses han alcanzado una gran altura y se acercan al cableado eléctrico de la catenaria.

Esta madrugada ha empezado la campaña de sustitución de parte de la vegetación del Passeig del 22 de Juliol más próxima a la vía de Renfe por motivos de seguridad. Los trabajos se llevan a cabo de manera urgente después de que la operadora de infraestructuras ferroviarias Adif haya requerido al Ayuntamiento de Terrassa para que retirara los árboles.

La actuación es "ineludible" y afecta a los cipreses situados a lado y lado de la vía. Estos ejemplares han alcanzado altura y tocan la línea eléctrica de la catenaria, con el riesgo que ello comporta.

Los técnicos municipales han diseñado un proyecto que permitirá sustituir los árboles por plantas arbustivas de menor crecimiento que evitará el contacto con la red eléctrica de Renfe, de las especies Photinia fraserii, Nerium oleander y Lantana montevidensis. Los trabajos han empezado esta madrugada y finalizarán en torno al 9 de noviembre, aunque si es posible incluso antes, explican fuentes municipales.

La sustitución de los cipreses se llevará a cabo en horario nocturno para no coincidir con la circulación de trenes. Los trabajos deben realizarse sin fluido eléctrico. De hecho, Adif sólo autoriza a los técnicos municipales trabajar entre la medianoche y las 4,30 de la mañana.

Para evitar molestias a los vecinos durante las tareas de tala, el Ayuntamiento ha realizado un estudio acústico de los trabajos y se han introducido medidas correctoras para minimizar al máximo el ruido, afirman fuentes municipales. Durante los trabajos, además, se realizarán controles de sonido.

Restricciones de tráfico
Los trabajos de sustitución de la vegetación afectarán al tramo del Passeig del 22 de Juliol comprendido entre la avenida de Josep Tarradellas y la calle de Miquel Àngel, en el vial norte de 22 de Juliol y entre Rambla d'Ègara y Mare de Déu dels Ângels, en el vial sur.

Durante la fase de tala hay previstas restricciones de tráfico, que afectarán a uno de los dos carriles de circulación, el más próximo a la vía.

Las restricciones se llevan a cabo de manera preventiva para garantizar la seguridad de los operarios que llevan a cabo los trabajos y también la del vecindario. Por lo que respecta a la circulación, muy intensa en el tramo en horas punta, no se espera que la intervención repercuta en la fluidez del tráfico ya que los trabajos se llevarán a cabo de madrugada.

EL DATO
20.511 euros. Es el coste de la intervención, que llevará a cabo la empresa Moix Serveis i Obres SL. tiene una duración prevista de dos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook