Pere Navarro: "No me han dado ni un argumento político"

27.10.2015 | 08:25
El ex primer secretario del PSC, durante las pasadas elecciones autonómicas en Terrassa.
El ex primer secretario del PSC, durante las pasadas elecciones autonómicas en Terrassa.

La número uno del PSC a las elecciones generales por Barcelona, Carme Chacón, logró el sábado imponer su criterio frente a la dirección del partido y cerrar una lista de afines de la que ha excluido a Pere Navarro. Dolido con la decisión, que contó con el apoyo de la mayoría del consejo nacional, el ex primer secretario del PSC y ex alcalde de Terrassa ha cargado contra los que "hacen lo que sea para defender sus intereses" y pide cambios en el socialismo catalán para evitar que "primen los intereses personales frente a los argumentos políticos".

Chacón ha situado a personas de su máxima confianza al frente de la candidatura catalana, desoyendo al primer secretario del partido Miquel Iceta. German Rodríguez, ex asesor ministerial y director de campaña, ocupará el numero dos, José Zaragoza el cuatro y el economista Maurici Lucena, miembro del grupo de expertos de Pedro Sánchez, la plaza seis. En los puestos tres, cinco y siete se sitúan Mercé Perea, Lídia Guinart e Isabel López Chamosa.

Navarro ha explicado que rechazó la oferta de Carme Chacón de ocupar la plaza número 6 y también se negó a encabezar la candidatura al Senado por Barcelona porque "no me pareció oportuno quitarle el sitio a José Montilla o a Carles Martí. Que cayera Montilla era una de las posibilidades", comentó ayer el dirigente socialista en "El mon a RAC1" de Jordi Basté.

Tras verse desplazado de la candidatura, Navarro ha dicho verse "liberado para opinar, decir y hacer" lo que considere oportuno. Y a renglón seguido ha arremetido contra quienes son capaces de "hacer lo que sea para defender sus intereses". "Nunca pensé que vería según qué cosas (...) no me han dado ni un sólo argumento político" dijo tras el consejo nacional del sábado, a partir del cual asegura afrontar "una nueva etapa con tristeza, sin rencores".

Sánchez, molesto
Navarro concedió ayer su única entrevista a RAC1 y posteriormente desconectó el teléfono. Ante los micrófonos, el ex primer secretario respondió a Carme Chacón, que horas antes había dicho: "No estoy enfrentada a Miquel Iceta y quiero a Pere Navarro a mi lado. Le tengo mucha estima como compañero".

"He visto mejores formas de querer", replicó ayer el dirigente egarense, que pese a todo se comprometió a colaborar en la campaña a las generales del 27 de diciembre. "Carme Chacón es la candidata que tenemos, es a quien tenemos que dar apoyo estar elecciones. El objetivo es que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno".

Navarro asegura que el sábado por la tarde llamó por teléfono al secretario general del PSOE para comunicarle su exclusión de la lista y "muy contento no estaba", reveló ayer. El candidato a la Moncloa respaldaba su presencia en la candidatura por Barcelona al ser el impulsor de la apuesta federal del PSOE.

Ayer, Navarro añadía un argumento más a ese "derecho" a estar en la lista. "En el PSC, siempre los que hemos sido primeros secretarios del partido hemos tenido algún reconocimiento", dijo en tono reivindicativo, consciente de que el portazo a sus aspiraciones de ser diputado disipa su única oportunidad de seguir en la primera línea política.

Situación muy mala
Liberado de cargas, el ex alcalde de Terrassa hizo ayer una llamada a la reforma del Partit dels Socialistes de Catalunya, un partido que el sábado le dio la espalda. La lista de Chacón se aprobó con sólo 16 votos en contra y 18 abstenciones.

"El partido debe entender que con dinámicas muy internas se hace pequeño. Estas dinámicas deben cambiar". Navarro insiste en que "el PSC tiene todo mi apoyo. Trabajaré esta campaña", pero pide cambios. "Tenemos que mejorar el proceso de confección de listas y la estructura orgánica. Tenemos que aprender nuevas formas de funcionar . El PSC era todo eso" y ahora "hay una diferencia entre la gente de la base y determinados cargos intermedios".

A Navarro le tocó afrontar desde la primera secretaría del PSC la marcha de líderes históricos como Marina Geli, Montserrat Tura o Ernest Maragall. "Yo no eché a nadie del partido -aclaró-. Apliqué la democracia interna". Esa escisión del sector soberanista ha pasado factura al socialismo catalán, que a juicio de Navarro vive hoy "una situación muy mala porque se ha tensionado entre el si y el no".

En ese contexto, el PSC "debe luchar para ganar las elecciones generales y seguir cambiando el partido". De hecho, el líder egarense no duda de las posibilidades de Pedro Sánchez de lograr darle un vuelco a las encuestas y alzarse con la victoria el 20D. "Estoy convencido de que el PSOE ganará las elecciones", afirma Navarro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook