SALUD

Caminar por la ciudad sí, pero seguros

27.10.2015 | 04:22
Al pasear o cruzar una calle no hay que distraerse y hay que estar pendiente de los vehículos.
Al pasear o cruzar una calle no hay que distraerse y hay que estar pendiente de los vehículos.

Pasear durante unos 30 minutos por un parque, un camino rural o incluso las calles más apartadas del tráfico de la ciudad es una actividad sencilla pero saludable. Acumular media hora de esta actividad moderada es muy beneficioso para el organismo porque reduce cerca de un 30% el riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria y al mismo tiempo retarda los cambios fisiológicos propios del envejecimiento. De hecho, caminar es una actividad física saludable que incrementa el cuatro años la esperanza de vida, según destaca el departamento de Salut Pública de la Generalitat. También ayuda a prevenir trastornos como la obesidad, la diabetes, el cáncer de colon y enfermedades osteomusculares y aporta beneficios sobre la salud mental.

Sin móvil ni auriculares
Pero para una movilidad segura y sostenible, los ciudadanos que se lanzan a caminar, subir escaleras o circular en bicicleta media hora cada día deben ser prudentes y tener en cuenta ciertos peligros de accidentes. No olvidemos que también circulan vehículos y Salut Pública recuerda que las personas que caminan también están expuestas al riesgo de sufrir lesiones derivadas de caídas o de atropellos. Un riesgo que afecta de forma especial a niños y personas mayores.

Para caminar con seguridad por la calle, cruzar la calzada o acompañar a los niños en los desplazamientos la principal medida de precaución es intentar evitar hábitos de riesgo como usar el móvil u otros aparatos electrónicos ya que mientras se mira el teclado o la pantalla se corre el riesgo de tropezar, caer o no ver los vehículos que se aproximan. Lo mismo ocurre cuando se llevan auriculares y se escucha música con el volumen alto. Esta práctica también puede llegar a ser peligrosa en el momento que esa persona cruza una calle.

En este sentido, de acuerdo con los datos registrados por el Servei Català de Trànsit, 1 de cada 5 personas muertas por colisiones de tráfico el año pasado era transeúntes. Además, la mitad de los peatones que mueren atropellados en Catalunya tienen más de 64 años.

Para desplazamientos a pie seguros por la calle, Salut Pública aconseja no distraer la atención con aparatos electrónicos puesto que no podremos ver los vehículos que se aproximan.

En sentido contrario
Es importante también caminar siempre por la acera y en caso de no haberla ir siempre en sentido contrario al de los vehículos, procurando ver a los conductores y ser visto por ellos. Mirar siempre hacia adelante y observar el estado del suelo y el pavimento o si hay desniveles u otros relieves que puedan haceros perder el equilibrio, tropezar o caer.

También es aconsejable al circular por una calle estar pendientes de los vados y estacionamientos por si topáis con algún imprevisto de entrada y salida de vehículos. Los coches pueden hacer maniobras al salir de un parking y no detectar en ese momento que cruza un transeúnte.

También hay que ser precavidos al cruzar la calle. Utilizar siempre los pasos de peatones y en caso de no haberlos procurar escoger los itinerarios y los puntos más seguros y con más visibilidad para cruzar.

Frenar el paso o paraos para comprobar en todas las direcciones si viene algún vehículo o bicicleta. En los semáforos calcular el tiempo necesario para cruzar. Y si se acerca un turismo mirar a los ojos del conductor para comprobar que os ha visto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook