Detectar disfunciones visuales a través de videojuegos en 3D

17.10.2015 | 04:22
Las autoridades observan el funcionamiento de los nuevos aparatos de la clínica.
Las autoridades observan el funcionamiento de los nuevos aparatos de la clínica.

Los videojuegos no sirven tan sólo para entretenerse, son una herramienta que pueden utilizar médicos e investigadores para ayudar en el diagnóstico y tratamiento de algunas disfunciones sensoriales. En esta línea, la empresa navarra Davalor y la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) inauguraron ayer el Davalor Research Centre (DRC), una clínica y centro de investigación que cuenta con tecnología pionera en el diagnóstico de la visión a través de videojuegos en 3D. En las nuevas instalaciones, que cuentan con una superficie de mil cuatrocientos metros cuadrados y están situadas en el edificio Gaia de la universidad (Rambla de Sant Nebridi, 22), profesores e investigadores podrán utilizar una tecnología que permite medir hasta setenta y cinco parámetros de manera objetiva y automatizada, cosa que hasta ahora se hacía en muchos casos de manera subjetiva.

La clínica cuenta con unos aparatos llamados EVA capaces de tomar las medidas de los pacientes para acomodar la silla y el cabezal de la máquina a la talla y la fisonomía del usuario. Cuando el paciente está bien sentado en la silla y el cabezal, con visión panorámica, en el lugar correspondiente, empieza una sesión en la que el usuario debe jugar con los ojos y algún botón a un videojuego en tres dimensiones. El optometrista que atiende al paciente cuenta con una tableta electrónica en la pantalla de la cual puede ver los movimientos de los ojos y las pupilas del usuario, lo que éste está viendo y una gráfica que recoge diversos datos sobre la actividad visual del paciente.

Mejorar la salud visual
Juan José Marcos, CEO de Davalor, destacó durante el acto de inauguración que más del 50% de la población sufre alguna disfunción visual y que dentro de este colectivo, cerca del 10% sufre disfunciones limitantes. Marcos afirmó que algunos niños con mal rendimiento escolar o deportivo, o diagnosticados de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) podrían, en realidad, tener problemas de visión sin que ellos ni sus padres sean conscientes de ello. En este sentido, el CEO de Davalor recordó que muchos factores de la función visual tienen consecuencias en la vida diaria y el director médico de la empresa, Juan Carlos Ondategui, aseguró que el centro pretende "mejorar la calidad de la salud visual de los ciudadanos para mejorar su calidad de vida" a través de "una exploración cómoda y eficiente" que se puede llevar a cabo en cinco minutos.

Ondategui aseguró que el nuevo sistema posibilita la detección efectiva de las limitaciones visuales y la búsqueda de posibles mejoras para el paciente, que dispondrá de sus resultados a través de un portal web. Los datos de los diversos usuarios se incorporarán en un registro que podrán consultar los investigadores del centro. El objetivo es, según el director médico, elaborar una gran base de datos para lograr un mayor conocimiento que pueda gestionarse globalmente.

Jaume Pujol, director del DRC, que cuenta con el apoyo de la Generalitat y el gobierno de Navarra, manifestó que el equipamiento quiere convertirse en un centro de referencia en el tratamiento de las disfunciones sensoriales ya que en un futuro espera estudiar y tratar no sólo las visuales sino también otras como las auditivas o las motoras a través de "una nueva ciencia que persigue mejorar la salud de la población".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook