La comarca se suma a la marea de apoyo a Artur Mas frente al TSJC

16.10.2015 | 07:29
Momento en el que Mas se dirige a prestar declaración, dejando atrás una espectacular muestra de apoyo.
Momento en el que Mas se dirige a prestar declaración, dejando atrás una espectacular muestra de apoyo.

Los municipios vallesanos participaron ayer activamente en la muestra de apoyo al President Artur Mas en su comparecencia ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya como imputado por el 9N. El Consell Comarcal del Vallès Occidental no tuvo representación oficial en la concentración municipalista, aunque buena parte de los ayuntamientos que lo integran sí estuvieron representados.

Es el caso de Terrassa, la localidad más poblada adherida a la AMI. Miquel Sàmper, segundo teniente de alcalde, fue el encargado de acudir puntualmente al Palau de la Generalitat, de donde partió la comitiva de apoyo al President. Lo hizo en representación de la ciudad y ataviado con la banda y la bara correspondiente al cargo.

"Hemos vivido un momento histórico y muy emotivo", explicaba ayer Sàmper, tras recorrer el Passeig Lluís Companys en segunda fila, junto al coordinador de CDC, el también egarense Josep Rull, Raúl Romeva y el conseller Santi Vila, entre otros.

El teniente de alcalde volvió a manifestar ayer su confianza en la independencia del TSJC y reiteró las palabras de Mas a la salida del juzgado, cuando ante la hipótesis de una condena advirtió que "inhabilitándome no frenará el proceso".

"El President ha sido una figura clave en el proceso, pero no es imprescindible para que continúe. Tras una inhabilitación seguirá e incluso será más fuerte", comentó ayer Sàmper, que ve en las palabras del President "un guiño a la negociación con la CUP", para la configuración del nuevo Govern.

Sàmper se mostró ayer "orgulloso de representar a la ciudad en un momento tan trascendente y muy emocionado, como muchos otros con lágrimas en los ojos".

Frente al TSJC hubo ayer momentos para la emoción y también para el análisis jurídico y procesal. En un momento de la concentración, el letrado Sàmper formó corrillo con el juez Santi Vidal y el presidente del Parlamente de Catalunya Joan Rigol. "Todos coincidimos en valorar que el proceso penal debería ser el último recurso tras agotar todas las vías y que la imputación a Artur Mas, a la ex vicepresidenta Joana Ortega y a la consellera Irene Rigau no saldrá adelante. se archivará porque no hay delito", Samper explica, además, que los contertúlios dieron por sentado que no habrá sentencia antes de las elecciones generales del 20D.

En la comitiva de apoyo también estuvo del portavoz municipal de ERC, Isaac Albert, y los alcaldes de Matadepera, Mireia Solsona, de Ullastrell, Joan Ballbé y de Viladecavalls, Cesca Berenguer.

Solsona, que también acudió ataviada con la barra de alcaldesa y la solapa, expresaba ayer su emoción tras "haber mostrado mi apoyo a Mas por su coherencia, su valentía y por ser el aval del pueblo de Catalunya. Teníamos que dejarle de nuevo claro que no está solo".

La alcaldesa de Matadepera rechazaba ayer las palabras del Predidente del Gobierno Mariano Rajoy, que calificó de "amenazas" y "presencias intimidatorias" la marea de apoyo al President ante los tribunales. "Nadie ha amenazado ni intimidado. Hemos acudido a arropar".

En el mismo sentido se expresaba Cesca Berenguer, que vivió la jornada de ayer "con un nudo en la garganta. Los municipios le dijimos a Mas que no estaría solo y así ha sido". La dirigente de CiU coincide con Sàmper en que una virtual inhabilitación de Artur Mas "fortalecería el proceso".

Por su parte Joan Ballbé lamentaba ayer que Mas, Ortega y Rigau "se encuentren en esta situación por culpa de un Estado que ni nos quiere ni nos apoya, que nos ha abandonado". Ballbé, que acudió ayer "en moto y de paisano" a Barcelona, criticaba que "hace cuatro días lanzaran amenazas contra Mas en Montjuïc y no pase nada, mientras el President se sienta ante la Justicia por algo tan democrático como poner las urnas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook