Los bomberos y guardias locales intervienen en edificios abandonados en Sant Pere Nord

15.10.2015 | 11:36
Puerta a una vivienda abandonada acordonada por la policía
Puerta a una vivienda abandonada acordonada por la policía

Edificios abandonados, deshabitados, carcomidos por el paso del tiempo, pueblan multitud de calles de Terrassa desde hace años. Y su mal estado obliga muchas veces a intervenir a los servicios de emergencias por caídas de cascotes o para prevenirlas. Es el caso de varios inmuebles contiguos ubicados en la confluencia de la Rambla de Francesc Macià con la calle de Provença, en Sant Pere Nord. En uno de ellos, radicado en la misma esquina, debieron intervenir los bomberos la semana pasada para realizar un saneamiento de urgencia que minimizase el riesgo de desprendimientos. En la imagen puede apreciarse la fachada de otra casa, ésta ubicada en la Rambla de Francesc Macià, cuya puerta de entrada fue acordonada con cinta por agentes de la Policía Municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook