Terrassa pide una reunión urgente en el Vallès por las becas comedor

14.10.2015 | 04:24
Cuatro semanas después del inicio escolar, 1.538 solicitudes de becas de comedor escolar siguen sin respuesta en la ciudad.
Cuatro semanas después del inicio escolar, 1.538 solicitudes de becas de comedor escolar siguen sin respuesta en la ciudad.

Más de la mitad de las familias que han solicitado beca de comedor escolar aún no tienen respuesta de la Generalitat y, con el curso ya en marcha, el Ayuntamiento ha decidido buscar la complicidad de la comarca para presionar a la administración autonómica.

El ejecutivo de Jordi Ballart pedirá al Consell Comarcal del Vallès Occidental que convoque "a una reunión de urgencia" a los concejales de Servicios Sociales y de Educación de los ayuntamientos vallesanos. El objetivo es evaluar la situación y "tomar las medidas para garantizar que las resoluciones se comuniquen con celeridad a las familias" de tal manera que todas las solicitudes que cumplan los requisitos para acceder a una beca reciban la ayuda cuanto antes.

Rosa Maria Ribera, teniente de alcalde de Derechos Sociales y Servicios a las Personas, recuerda la importancia de que se ajusten los criterios económicos y sociales para que puedan acceder a las ayudas el máximo numero de familias en riesgo de exclusión social. "Los derechos de los niños deben ser prioritarios -apunta Ribera-. Es necesario que la Generalitat garantice la cobertura de las necesidades de la infancia, ajustando el calendario de las tramitaciones al calendario escolar, porque no puede ser que a estas alturas del curso aún haya tantas familias pendientes de saber si sus hijos e hijas podrán tener beca o no".

En Terrassa se han presentado este curso un total de 3.646 solicitudes y, cuatro semanas después del inicio del curso escolar, 1.538 siguen sin tener noticia sobre si la solicitud ha sido aceptada y en consecuencia recibirán beca, Las ayudas pueden cubrir el 100% del coste del comedor, el 50% o puede ser variable.

La crisis y el desempleo sigue castigando a muchas familias con hijos en edad escolar y la prueba está en el incremento constante de las peticiones de ayudas para el comedor escolar. Según los datos que baraja el área de Derechos Sociales y Servicios a las Personas, el curso pasado se presentaron 3.189 solicitudes, 457 menos que este año. De ellas se concedieron 2.242. Este curso, de las 3.646 peticiones sólo se han atendido de momento 2.108.

La concejal Rosa María Ribera pide a la Generalitat que "aporte los recursos suficientes para la tramitación de estas becas a través de los consejos comarcales o de los ayuntamientos, y que facilite el trámite burocrático para solicitarlas, para poder así empezar el curso con todas las peticiones evaluadas, resueltas y notificadas".

Desde el ayuntamiento

El Ayuntamiento de Terrassa ha adoptado medidas en los últimos años para garantizar las ayudas a las familias con hijos en edad escolar. En el ejercicio 2014 se destinaron 430 mil euros, el doble que el año anterior, a los que se sumaron 200 mil para cubrir el programa que garantizaba una comida al día durante las vacaciones estivales. Este verano se han destinado 525 mil euros durante el curso y 200 mil más para el periodo no lectivo. La iniciativa se la llevado a cabo de manera conjunta con los esplais de la ciudad, ampliando la cobertura del dispositivo social e incorporando por primera vez una merienda-cena. El proyecto ha dado cobertura a un total de 180 niños.

Durante los últimos tres años el proyecto ha garantizado que los hijos de las familias sin recursos tuvieran cubiertas sus necesidades alimentarias y recibieran atención socioeducativa en el periodo entre el cierre de los casales de verano y el inicio del curso escolar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook