Josep Arrau pintó la "Conquista de México" para la Casa Alegre

10.10.2015 | 04:25
Las pinturas de la conquista de México, de Josep Arrau i Estrada, en la Casa Alegre de Sagrera.
Las pinturas de la conquista de México, de Josep Arrau i Estrada, en la Casa Alegre de Sagrera.

Desde el año 1808, la sala noble de la Casa Alegre de Sagrera está adornada con la pinturas murales de la Conquista de México que Joaquim de Sagrera encargó a Josep Arrau i Estrada (Barcelona, 1774-1818). Con el objeto de divulgar este "tesoro patrimonial de la casa" y ofrecer "una nueva mirada y una interpretación actual" a estas obras, afirmó el concejal de Cultura, Jordi Flores, el Museu de Terrassa y el Seminario de Cultura Mexicana organizaron el jueves un acto en el lugar.

El inventario testamental de Joaquim de Sagrera, de 1822, que detalla los espacios de la casa, ya menciona estas pinturas, dijo Domènec Ferran, director del Museu de Terrassa, que explicó los orígenes y evolución del inmueble. "¿Por qué Joaquim de Sagrera situó en la sala principal estas pinturas?", se preguntó Albert Torras, presidente del Seminario de Cultura Mexicana en Barcelona. Hay que recordar que datan del período de la Guerra del Francès. "Debería estudiarse a fondo, pero posiblemente apela al patriotismo de su país, de Catalunya y España (Sagrera fue encarcelado, luego liberado). Además, parte del comercio de Sagrera pasa por las posesiones españolas de Ultramar". Como muchos liberales catalanes, compartía con Josep Arrau "la idea de los catalanes como los españoles originales, auténticos, defensores de las libertades catalanas y españolas ante el agresor común". El historiador Salvador Cardús Florensa, en su libro "Historial de la guerra napoleònica a Terrassa", reproduce una carta de Sagrera de 1807 diciéndole a Arreu que se dé prisa con las obras. En éstas, el artista presenta al conquistador Hernan Cortès como un "estratega, generoso, fiel al rey y que concede la paz a los vencidos".

El sainete de "en Tinyeta"
Josep Arrau fue uno de los pintores academicistas "más destacados del siglo XIX", y este conjunto, "una de sus mejores y más simbólicas obras, y de los pocos realizados durante las guerras napoleónicas". El artista, del que hay poca documentación, debió ser un antinapoleónico acérrimo. En 1808, cuando las tropas francesas ocupan Barcelona, marcha a Reus, donde permanecerá hasta 1814, con su maestro, Pere Pau Montanya. Arrau i Estrada es también conocido como escritor, de poemas neoclásicos, y durante la guerra, de patrióticos, en catalán y castellano; también escribió el sainete "L'avarícia castigada per l'astúcia d'En Tinyeta" (disponible en la web de la Universitat de Barcelona). Su hijo fue un pintor aún más destacado, Josep Arrau i Barba (Barcelona, 1802-1872).

También trazó Albert Torras una larga relación de catalanes con presencia en la historia de México, y de mexicanos en la de Catalunya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook