SUCESOS

Detenido por poner una navaja en el cuello a su abuela

09.10.2015 | 07:39

Un hombre fue detenido el miércoles, acusado de amenazar con un arma blanca a una mujer de 82 años en la avenida de Barcelona. Según testigos, le puso una navaja, o algo similar, en el cuello y la tiró al suelo de un empujón. Él tiene 40 años. Al poco de la detención se supo que la agredida es su abuela.

Eran las 12.40 del mediodía cuando alguien dio la alerta a la Policía Municipal desde la avenida de Barcelona, en su confluencia con la calle de Sant Tomàs (Ca n'Anglada). Había un alboroto a las puertas del centro cívico Montserrat Roig, con un hombre presa de la exaltación que, al parecer, portaba un arma blanca. Aquello semejaba una navaja multiusos.

En medio de la barahúnda había también una mujer de edad avanzada a la que el individuo estaba amenazando con el arma, según manifestaron unos testigos. La víctima acabó en el suelo tras recibir un empujón, pero no sufrió lesiones, en principio. Otro hombre, de unos 45 años, fue objeto de amenazas, se presume que al conminar al sujeto a que depusiese su actitud. Al cabo de unos minutos de tremolina, de gritos y tensión suma, el sospechoso cejó en su acción y abandonó la escena.

Cruzó la avenida de Barcelona hacia la calle de Miquel Vives, pero un testimonio siguió su trayectoria para evitar su huida.

Llega la policía
Unidades de la Policía Municipal iban de camino y se presentaron en la puerta del centro cívico a los pocos segundos. La abuela seguía allí, y varias personas más. El ciudadano que había seguido al sospechoso avisó a los agentes. "Es él, es él", dijo. No andaba muy lejos, pues, el sospechoso. Los guardias se dirigieron a él y lo identificaron. Tras reunir testimonios, lo detuvieron como presunto autor de un delito de amenazas graves. Al parecer, el arma blanca no fue hallada.

Un poco más tarde trascendió que presunto agresor y agredida, presunto amenazador y amenazada, eran parientes directos. Nieto y abuela. Según testigos, él echó en cara a la señora que su familia le daba de lado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook