Los comerciantes esperan que la Denim Shop Art se consolide

04.10.2015 | 19:28
La afluencia de público fue importante en la jornada de ayer.
La afluencia de público fue importante en la jornada de ayer.

El tejano se ha adueñado del centro de la ciudad, que hasta mañana celebra la segunda edición de la Denim Shop Art. Cuatro días durante los que Terrassa rinde culto a este tejido proveniente "de Nimes" -de ahí su nombre- que invade las calles y los escaparates.
Tras el acto inaugural y la posterior tromba de agua del jueves, ayer fue el día oficioso en el que empezó la feria para restauradores, consumidores y comerciantes. Éstos últimos, con la esperanza de conseguir unos resultados que mejoren los de la primera edición. "El año pasado era de presentación. En cambio este, que la gente ya conoce la feria, esperamos vender más", revela Eugenia Penina, de la tienda Basic. Una opinión con la que coinciden la mayor parte de los tenderos instalados en la Rambla d'Ègara, como Carme Serret, de Benetton: "Esperemos que este año vaya mejor que el pasado y peor que el siguiente", afirma entre risas. "De hecho se está promocionando bastante, tanto en televisión como en radio, por lo que seguramente habrá más gente que se entere de la feria y a lo mejor decide venir".

En este sentido Joan Manel Sánchez, de la tienda de ropa Señor, piensa que "al ser fin de semana y gracias a los anuncios puede ser que venga más gente, especialmente de fuera". En este sentido apuesta por una consolidación de la feria, pues "si se repite año tras año a lo mejor pasa como con la Fira Modernista y va acogiendo cada vez más gente que no es de Terrassa".

Pese a que la prenda estrella es el pantalón tejano (azul) también hay cabida para todo tipo de ropa Denim y otros tejidos que sirven como complemento. Así, los visitantes se pueden encontrar con sudaderas, camisetas y camisas de diferentes estampados, zapatos e incluso bolsos o carteras en una de las catorce tiendas de la Rambla. Con ellas participarán casi veinte marcas de moda, como Lee, Replay, Gas, Volcom o Armani, todas firmas de calidad e internacionalmente reconocidas.

Es por ello que los precios de esta feria no pueden ser de outlet en la mayoría de los casos. "A lo mejor tenemos unos precios que la gente no espera de una feria, pero se trata de tiendas de calidad con firmas muy buenas", asevera Joan Manel Sánchez, de Señor. En esta línea coincide Eugenia Penina, quien hace hincapié en que "nosotros ofrecemos producto de temporada, no de outlet. Y las firmas tampoco nos dejarían rebajar mucho los precios porque se trata de productos que acaban de llegar a las tiendas. No obstante, por comprar en la feria, el cliente puede gozar de descuentos entre el 20 y el 40 por ciento dependiendo del comercio. Aunque también hay tiendas que ofrecen productos de temporadas anteriores o a bajos precios, como por ejemplo Bissú o Mic's.

De todo para todos
Los restauradores son un colectivo que casi seguro sacará un buen rédito de la feria. Desde que han abierto sus estands, no hay momento en que no se acerque algún cliente o algún curioso, especialmente en el Rístol, donde hay la tan popular paella azul. "Ha llamado mucho la atención", confiesa Andrés, de Rístol. "Es cierto que al principio la gente se muestra esceptica pero quien la prueba vuelve a repetir", asevera el empleado. Por su parte, el restaurador Víctor, del Atapa, ofrece pinchos y tapas además de gintonics y coktails. "La oferta será variada y se irá adaptando a los gustos de los ciudadanos", revela. Los visitantes también se podrán encontrar con frankfurts, bocatas, chocolate o cava, entre otros productos, así como el espacio gastronómico orgaizado por el Mercat de la Independencia.

Llama la atención el contenedor del Parc Audiovisual, que a través del Western ha encontrado un hilo para conectarse con la ciudadanía y poder estar presente así en la Denim Shop. Aquí se podrá ver la película "La diligencia de los condenados", rodada hacia los años 60 en las cercanías de Can Robert, así como un spot de Lois que se grabó en Espulgues, cuando el municipio aún contaba con la construcción de una pequeña ciudad del oeste para producciones del género.

Los más pequeños también tienen su espacio en la muestra para pasarlo en grande. Así, podrán disfrutar de estampación e bolsa en el contenedor de Bóboli o pintar un Photocall para crear el escaparate exlucsivo Bugaboo by Diesel para la tienda egarense Barruguet (contenedor Bugaboo). Además, Moji Lee impartirá un taller infantil de graffitis el sábado por la tarde y durante toda la feria habrá pases de capítulos del cómic El Burro Tex.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook