Satisfacción libre de euforias en Junts pel Sí tras ganar en las urnas

28.09.2015 | 04:21
L a coalición reunió a sus simpatizantes en Faktoria.
L a coalición reunió a sus simpatizantes en Faktoria.

La noche se presumía intensa en Faktoria, la sala del carrer de la Rasa donde Junts pel sí había congregado a sus apoderados, candidatos y simpatizantes para seguir el desenlace electoral.
El sondeo de TV3 que a las ocho en punto de la tarde hacía acariciar la mayoría absoluta a la coalición independentista por la banda más alta de la horquilla de escaños no alteró demasiado los ánimos de los pocos seguidores, los más tempraneros, que había entonces en el lugar. De hecho, esa misma contención en al ambiente se mantuvo, en gran medida, con el avance del escrutinio, que consolidaba poco a poco una solida victoria-aunque sin llegar al cénit de los 68 escaños- de Junts pel sí en Catalunya.

Poco después de cerrarse los colegios, militantes de la agrupación local de CDC recibían también los primeros resultados en algunas mesas electorales de Terrassa, que hacían prever una victoria de la coalición y también el auge de C's.

La moderación en el ambiente sólo pareció quebrarse cuando a través de las pantallas gigantes instaladas en Faktoria, los principales candidatos de Junts pel Sí se dirigieron a los personas congregadas frente al Born Centre Cultural de Barcelona.

El discurso del número cinco de la candidatura independentista, Oriol Junqueras, que reivindicó "el mandato democrático" para tirar adelante el proceso independentista arrancó los primeros aplausos fuertes en la sala egarense. Luego llegaron algunos cánticos de independencia, al mismo tiempo que sonaban también en la pantalla procedentes de Barcelona, justo después de que el president de la Generalitat y número cuatro de la coalición, Artur Mas, clamara por "la víctoria del sí y de la democracia" en la jornada electoral.

Proceso legitimado
Entre quienes acudieron ayer por la noche a la calle de la Rasa había representantes de las agrupaciones locales tanto de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) como de ERC i Moviment d'Esquerres, la escisión soberanista del PSC integrada en Junts pel Sí. Así pudo verse a los concejales y miembros del equipo de gobierno municipal Miquel Sàmper y Dani Nart, así como a la presidenta de CDC en Terrassa, Mariona Vigués y al de Esquerra Republicana (ERC) y coordinador de la campaña de Junts pel Sí en la ciudad, Carles Caballero, que valoraba los resultados de la candidatura en la ciudad.

"Hemos ganado en votos y en escaños en Terrassa", destacaba Caballero. "Desde el proceso participativo del 9-N sabíamos de la fuerza que el independentismo tiene en la ciudad", comentó.

Por su parte, la presidenta local de CDC, Mariona Vigués, valoraba que el sí a la independencia "se había impuesto venciendo el discurso del miedo practicado por el Estado en la campaña".

Satisfecha también se mostraba Carme Labòria. La concejal por ERC-MES en el pleno municipal, que ha ido de número 52 en la lista por Barcelona de Junts pel Sí, manifestaba que con la victoria de la coalición el proceso soberanista "está legitimado" por las urnas. Labòria también valoró los resultados de Junts pel Sí en Terrassa ao haber quedado "muy por encima en votos de la segunda fuerza política". En este caso, de Ciutadans.

Por su parte, el número 54 de la candidatura por Barcelona de Junts pel Sí, Cesc Poch, indicó que "el independentismo nunca antes había tenido un resultado así, ni en Terrassa ni en Catalunya en general". Asimismo, Poch también dió por avalado el proceso independentista con los resultados. "Estas elecciones han sido la consecuencia de que no nos dejaron organizar una consulta. Por tanto, cuentan los escaños", dijo, en referencia a si también el porcentaje de votos era determinante, o no, ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook