El diseño del presupuesto municipal arranca con impacto negativo del gasto

23.09.2015 | 09:05
El gobierno espera llevar a aprobación inicial el presupuesto en un pleno extraordinario el 5 de noviembre.
El gobierno espera llevar a aprobación inicial el presupuesto en un pleno extraordinario el 5 de noviembre.

El gobierno municipal ha iniciado los trabajos de elaboración del presupuesto y las ordenanzas fiscales (impuestos y tasas) correspondientes al ejercicio 2016, con la intención de aprobarlos en pleno antes de final de año tras someter las cuentas municipales a un proceso de participación ciudadana.
El próximo ejercicio económico arranca con una afectación negativa de dos de los factores que afectan al escenario presupuestario de partida de cara al próximo año.

El primero tiene que ver con los ingresos procedentes de la participación en los tributos del Estado y los efectos de la carga financiera. El Ayuntamiento verá crecer en 2016 la partida correspondiente a los impuestos estatales mientras, por otro lado se beneficiará de la bajada de tipos, que repercutirá en la carga financiera que soporta la administración local. el balance supone un impacto positivo en la previsión de recursos en torno a los 851 mil euros, siempre según fuentes municipales.

En el bloque de los impactos negativos figuran una mayor necesidad de gasto en personal, por el aumento del coste de la seguridad social, el retorno de la paga extra de 2012 y el incremento retributivo derivado del proyecto de presupuestos del Estado, así como las nuevas incorporaciones a Policía Municipal. En total, 3,5 millones más.

Además, el gasto corriente también aumentará en 1,99 millones, mientras que la previsión de ingresos para 2015 se verá reducida en 460 mil euros. El año próximo además, desaparece la subvención extraordinaria de la Diputació de Barcelona al transporte.

En este escenario, el balance entre los ingresos extras previstos y el incremento de gasto arroja un impacto negativo de 3,65 millones de cara a 2016. La elaboración del presupuesto del próximo presupuesto, por lo tanto, parte de una reducción de los recursos disponibles respecto a 2015.

El documento preliminar que el gobierno municipal ha hecho llegar a todos los grupos políticos, y que puede consultarse en la sede electrónica del Ayuntamiento (https:/seuelectronica.terrassa.cat/web/seu/pressupost-2016). alerta de algunos "riesgos y alertas" del presupusto corriente que aún no se han concretado y que impactarían también negativamente y de forma adicional en el presupuesto.

Entre ellos la evolución de los ingresos (capítulos 3 y 4), el incremento del coste de los servicios generalistas, las aportaciones pendientes a la fundació Sant Llàtzer/Torrebonica, el impacto de los procesos judiciales en curso, la subida de los tipos de interés o la "posible indemnización a los licitadores del transporte urbano".

El documento preliminar no menciona el impacto en el presupuesto municipal que podría tener las expropiaciones derivadas del final de la concesión del servicio del agua a Mina y la implantación de un modelo mixto o público, las dos opciones que baraja el equipo de gobierno.

Por lo que respecta a las inversiones, la estimación inicial del presupuesto para 2016 las sitúa en torno a los 4,3 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook