SUCESOS

Conductor imputado por quintuplicar la tasa máxima de alcohol

16.09.2015 | 08:27

Son decenas cada año los conductores que, en Terrassa, superan los 0,60 miligramos al efectuar las pruebas de alcoholemia, límite a partir del cual se incurre en ilícito penal. Pero son pocos, muchos menos, apenas una veintena en los últimos cinco años, los que sobrepasan el miligramo y rondan la tasa de 1,25; o sea multiplican por cinco el límite legal de 0,25. Un conductor ha sido imputado por eso, por quintuplicar ese nivel. Lo pilló la Policía Municipal el domingo, tras huir de un accidente. Unas horas antes unos agentes interceptaron a dos conductores que protagonizaban un pique: también dieron positivo, pero bastante menos.

La colisión del primer caso ocurrió en la calle de Pontevedra, en Torre-sana, a las 9.50 de la noche del domingo. Un vehículo se estrelló contra otro estacionado y se marchó del lugar, pero un testigo del accidente avisó a la Policía Municipal. No andaba muy lejos el vehículo. Unos agentes lo encontraron en la avenida de Les Nacions Unides, a unos pocos metros del antiguo recinto del mercadillo. Y allí estaba el conductor.

No tardaron mucho los agentes en notar en el individuo signos evidentes de ebriedad. Sopló en el lugar donde fue localizado, y el alcoholímetro orientativo reveló un resultado de 1,15 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. En los tests de precisión, que realizó el sujeto poco después en la Jefatura, los resultados fueron aún más elevados: 1,28 uno y 1,23 otro.

El conductor se enfrenta a una imputación por la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial, y a una denuncia administrativa por escapar del lugar de un accidente tras verse involucrado en la colisión. Y el titular del coche fue denunciado también, pues el vehículo tenía caducado el seguro de responsabilidad civil desde septiembre del año pasado. Asimismo, el dueño del automóvil dañado, contra el que impactó el conducido por el imputado, quedó denunciado por los agentes: tampoco disponía de seguro obligatorio. El mismo domingo, de madrugada, unos agentes pararon un coche que circulaba de manera irregular por la calle de Prat de la Riba. Las pruebas al conductor arrojaron en su caso unos resultados de 0,92 y 0,84.

Doce puntos menos
Poco antes, esa misma madrugada, dos conductores dieron positivo en los tests luego de ser interceptados por la policía en la calle de Lleida, en Poble Nou-Zona Esportiva, porque llevaban a cabo una temeraria competición que puso en riesgo la seguridad vial, según señalaron fuentes policiales. Las pruebas de uno arrojaron resultados de 0,62 y 055 miligramos. Las del otro, 0,60 y 0,59. La carrera y las alcoholemias positivas acarrearon a los dos infractores dos denuncias por sendos motivos. Doce puntos menos en el carné.

A medianoche del domingo, un coche colisionó con una moto en la calle del Renaixement, en el barrio de Ègara. El motorista resultó herido y acudió a un bar, y allí pidió agua y yodo. Unos policías lo encontraron y le conminaron a hacer las pruebas. Dio 0,58 miligramos en una y 0,54 en otra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook