Seis líneas de bus cambian hoy su recorrido

14.09.2015 | 04:22
Nueva parada de bus frente a la estación de Nacions Unides.
Nueva parada de bus frente a la estación de Nacions Unides.

Mejorar el acceso a las nuevas estaciones de Ferrocarrils y potenciar la intermodalidad con las dos líneas de tren (FGC y Rodalies). Es el doble objetivo que persigue la primera reforma de las líneas de bus tras la entrada en servicio del metro de Terrassa, el pasado mes de julio. Los cambios afectan a seis y se pondrán en marcha hoy lunes 14 de septiembre.
Las líneas que estrenan recorrido son la 5, 6, 7 y la L'H (Hospital Exprés). Concretamente la L5 suprimirá sus recorridos por en interior de los barrios del Pla del Bon Aire y Sant Eloi para estrenar ruta por el eje de la calle de Arenys de Mar, donde tendrá nueva parada a la altura de la estación de Nacions Unides.

Para agilizar el paso del bus, en las calles de Fátima y Arenys de Mar se ha habilitado un carril exclusivo para el transporte público en dirección oeste (Ronda de Ponent). El tráfico privado se mantiene en esas vías en dirección este (carretera de Matadepera), pero se reduce a un solo carril.

La adaptación a la nueva movilidad es prácticamente idéntica en la L7, que elimina su recorrido por el perímetro del Pla del Bon Aire para circular por Arenys de Mar y realizar tres paradas en esa calle: en la estación y en el cruce con Estatut y junto al casal.

Por lo que respecta a la L6, el bus dejará de pasar por las calles del tramo norte de Sant Pere Nord y por Can Tusell. La línea circulará por la Rambla de Francesc Macià (tres paradas) y subirá por la carretera de Matadepera (dos). A partir de ese punto, el bus tomará dirección a la estación de Nacions Unides, para regresar a la carretera de Matadepera por Arenys de Mar.

Los cambios también afectan a la línea del Hospital de Terrassa, que modifica un tramo de su recorrido el próximo lunes. La novedad es que el bus ya no tendrá parada en el Recinte Firal. Subirá por Independencia y bajará por Bartomeu Amat.

El relato de los cambios también afecta a las líneas de las avenidas (8 y 9), las más frecuentadas. La primera bajará por la Rambleta, suprimiendo el paso por Joan Mompeó.

Por lo que respecta a la L9, circulará por Navas de Tolosa hasta la Rambleta, desde donde tomará dirección a la Rambla d'Egara. El bus estrenará parada frente al Palacio de Justicia. La línea elimina así la subida por la calle Col.legi y la parada a la altura de la carretera de Montcada.

El concejal de Movilidad, Marc Armengol, presentó los cambios en el transporte público y recordó que su objetivo es facilitar el acceso de la ciudadanía a las nuevas estaciones de Ferrocarrils, especialmente a los residentes en los sectores próximos a las paradas del tren.

"Algunos ciudadanos deberán modificar sus hábitos con el cambio de rutas y paradas, pero los cambios se han hecho para mejorar el acceso a las estaciones y potenciar la intermodalidad".

El área de Movilidad ha consensuado el nuevo mapa del bus con los vecinos de todos los barrios afectados por el nuevo dibujo de la red del bus. "La respuesta ha sido positiva -explica Armengol-, los cambios se han entendido y hemos pedido paciencia porque estamos en periodo de prueba y queremos ver cómo funciona".

La modificación de líneas no afecta a los títulos del transporte, de manera que los usuarios del bus podrán continuar utilizando los mismos billetes, tanto los propios como los integrados. Los cambios ya estan en el buscador Google Trànsit. Movilidad ya ha remitido a la aplicación las nuevas rutas y los horarios.

.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook