La jornada de huelga en Renfe transcurrió "con total normalidad"

05.09.2015 | 04:20
El descenso de frecuencia de trenes provocó aglomeraciones en algunos momentos en Terrassa.
El descenso de frecuencia de trenes provocó aglomeraciones en algunos momentos en Terrassa.

La jornada de huelga de ayer en Renfe convocada por los sindicatos Semaf (Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios) y CGT (Confederación General del Trabajo) se saldó sin incidencias. Y como es costumbre, con la tradicional guerra de cifras. Así, mientras Renfe cifró el seguimiento en un 4%, los sindicatos calcularon que se habían sumado al paro el 90% de los trabajadores que podían hacerlo por no estar incluidos en servicios mínimos.

En Terrassa no hubo ningún hecho a destacar, pues los trenes circularon siguiendo el dispositivo de servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Fomento y el Departament d'Empresa i Ocupació de la Generalitat. Este dispositivo, que incluye no solo convoys de cercanías sino también regionales, ofreció el 66% del servicio en horas punta -entre las 6 y las 10.30 horas de la mañana y las 5 y 8.30 horas de la noche- y el resto del día la frecuencia fue del 33%. En cuanto a los trenes de Larga Distancia Convencional y los de la Alta Velocidad (AVE) ofrecieron un servicio del 72% y el Avant del 63%. Con esta convocatoria se reclama que la compañía pública renuncie a externalizar la filial de Mercancías y que Fomento retrase la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros. Además denuncia que los Presupuestos Generales del Estado se olvidan de las líneas convencionales a favor de nuevos tramos de Alta Velocidad. También se exige un plan para contratar personal, dado que Semaf calcula que la plantilla es de "edad avanzada", con unos 54 años de media, y que además presenta un déficit de personal. En el caso de Catalunya, según el coordinador del sector ferroviario de CCOO de esta comunidad, Cristóbal Cobo, el déficit es de 300 personas para Renfe y de 750 en Adif.

Pese al baile de cifras en cuanto al seguimiento, sindicatos y Renfe coincidieron en que la jornada transcurrió con total normalidad. En este sentido, Semaf admitió que no se produjeron "aglomeraciones en las estaciones ni retrasos significativos en el servicio". El sindicato justificó esta normalidad por los servicios mínimos fijados por Fomento. Unos servicios que para el coordinador Cristóbal Cobo son demasiado elevados. Para Semaf el impacto de la huelga en trenes de cercanía no es el mismo "si no hay plena actividad". Así, ha convocadas tres huelgas más que se realizarán el 11 de septiembre (Diada Nacional de Catalunya), así como los días 14 y 15, fechas que coinciden con el inicio del curso escolar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook