Un comerciante de postales antiguas

02.09.2015 | 04:20

El boletín de la Associació de Col·leccionistes de Terrassa constituye una pequeña y singular publicación cultural, de cuidada edición y lectura imprescindible para los aficionados. En este número 492 incluye una entrevista a Pere Paloma i Sellarés (Terrassa, 1936), que lleva muchos años dedicado a la compra-venta de objetos de coleccionismo; desde que, de joven, "compré una montaña de libros antiguos en Barcelona y ya entré en este mundo", explica. Paloma regentó, en la calle de Sant Francesc, una de los pocos establecimientos dedicados al coleccionismo que ha existido en Terrassa. Cada semana, desde hace más de treinta años, acude al mercado de Sabadell. Su especialidad son las postales. "Compro grandes partidas, de diez mil o veinte mil unidades y después las ordeno por temas (pueblos, castillos, trenes, faros, etc..). Tengo algún cliente que compra miles pero no es lo habitual. Aparte de las postales de poblaciones aún hay mucha afición por las postales temáticas". La publicación se completa con amplias reseñas de la exposición colectiva de socios de este años; el libro "Josep Coll: el observador perplejo", y la muestra "El dibuix i la música", de Salvador Alavedra, que la Associació de Col·lecionistes de Terrassa organizó en el Centre Cultural, y la separata con un estudio de Ana Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook